La manera de afrontar el estrés incide en nuestra salud física, según un estudio

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Contrariamente a la creencia popular, las situaciones estresantes no causan problemas de salud. Es la reacción de la persona a esos factores estresantes la que determina si va a tener consecuencias negativas para su salud.

Una investigación muestra que la forma en que una persona reacciona a lo que sucede en su vida predice sus condiciones de salud en 10 años, independientemente de su estado de salud actual. Por ejemplo, si tienes un montón de trabajo que hacer hoy y eso te pone de mal humor, entonces es más probable que sufras consecuencias negativas para tu salud dentro de 10 años que alguien que también tiene un montón de trabajo que hacer hoy, pero eso no le molesta.

En la investigación se estudió la relación entre los eventos estresantes de la la vida diaria, las reacciones de la gente a esos eventos y su salud y bienestar 10 años después.

En concreto, los investigadores encuestaron a 2.000 personas por teléfono todas las noches durante ocho noches consecutivas con respecto a lo que les había sucedido en las últimas 24 horas. Les preguntaron en qué habían invertido el tiempo, sus estados de ánimo, su salud física, la productividad y los eventos estresantes que habían experimentado, como estar atrapados en un atasco de tráfico, tener una discusión con alguien o cuidar a un niño enfermo.

Los investigadores también recolectaron muestras de saliva de las 2.000 personas en cuatro momentos diferentes de esos ocho días para determinar las cantidades de la hormona del estrés, el cortisol.

Esto lo hicieron hace 10 años.

El equipo ha concluido que las personas que afrontan mal el estrés diario son más propensos a sufrir problemas crónicos de salud, especialmente artritis y problemas cardiovasculares.

“Me gusta pensar en las personas separándolas en 2 grupos, dijo uno de los investigadores:

1) “La gente de velcro”, los factores estresantes se pegan a ellos, se sienten molestos y, al final del día, todavía están de mal humor.

2) “La gente de teflón”, los factores de estrés se deslizan junto a ellos sin afectarles.

Son las “personas velcro” las que acaban teniendo problemas de salud en un futuro.

Según Almeida, uno de los investigadores, ciertos tipos de personas son más propensas a experimentar estrés en sus vidas:

1) Las personas más jóvenes, por ejemplo, tienen más estrés que las personas mayores.

2) Las personas con mayores habilidades cognitivas tienen más estrés que las personas con menores habilidades cognitivas.

3) Las personas con niveles más altos de educación tienen más estrés que las personas con menos educación.

“Lo que es interesante es ver cómo esta gente hace frente a los factores estresantes. Tenemos que encontrar la mejor manera de gestionar el estrés”, dijo Almeida.

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies