Sueño infantil: Cómo lograr que tus niños duerman bien por la noche

sueño infantil, terrores nocturnos, mi hijo no duerme bien, malas noches

Hoy hablamos del sueño infantil y como lograr que los niños se vayan a dormir a su hora y puedan dormir de manera adecuada.

Existen variados estudios que explican los motivos por los cuales cada vez mayor cantidad de niños tiene problemas para dormir bien por las noches. Entre los resultados, los índices que mayor porcentaje presentan son:

  • Problemas emocionales (estrés, ansiedad, etc)
  • Problemas de alimentación. Alimentación escasa o inadecuada a base de productos grasos, ricos en grasas saturadas (comidas chatarras).
  • Problemas relacionados con cuestiones físicas (como trastornos del sueño por alteraciones neurológicas).

Sin embargo y sin detenernos en los motivos del trastorno del sueño, existen algunas técnicas o sugerencias para lograr que los niños duerman bien por las noches.

Seguir estas sugerencias contribuirá al buen descanso de los pequeños e incluso al buen humor y energía que los mismos puedan tener en la mañana. Cabe mencionar que siempre es recomendable consultar con el médico de cabecera o pediatra sobre la situación.


Como mejorar el sueño de los niños

Muchas de las costumbres y hábitos antes que los niños duerman pueden afectar el sueño o incluso impedirlo, entre estos se encuentra la cena. Es fundamental que la misma sea completa pero ligera al mismo tiempo, ya que de lo contrario la digestión se ve afectada lo que dificulta el sueño.

Adicionalmente, una hora antes de dormir es importante que los niños no realicen actividades que los aceleren. Ya que luego les será más difícil dormir, por tal motivo, es aconsejable que realicen ciertas actividades que los puedan relajar y eviten que se agiten.

Este último aspecto está bastante relacionado con las cosquillas, a la hora de dormir es importante jugar lo menos posible con los niños. Hacerles cosquillas los activará y no querrán dormir para continuar jugando y riendo. De esta manera, lo más aconsejable es leerles un libro y ayudarlos a relajar.

Si quieres compartir tiempo con tus hijos antes que estos se duerman es preferible que los acaricies y mimes. Además, esto contribuirá a que se relajen y duerman más fácilmente. Asimismo, no es conveniente que el bebé se acostumbre a dormir en brazos. Debido a que luego le será complicado dormir sin sentir los latidos, voz y aroma de quien los duerme siempre.


Problemas que afectan al sueño infantil

En algunas ocasiones suelen presentarse en los niños ciertos problemas a la hora de dormir, estos deben ser tratados lo más veloz posible para evitar complicaciones y miedos. Entre los más comunes se encuentran las pesadillas, en este caso lo más recomendable es hablar con el niño y explicarle que tan solo son sueños y no puede hacerle daño.

De igual manera, es importante consolarlos y tranquilizarlos para que puedan dormir de nuevo. El sonambulismo también es bastante común, si este se presenta con mucha frecuencia lo más recomendable es visitar un médico.

Sin embargo, si tan solo sucede algunos días, es importante tomar ciertas medidas de seguridad para evitar que los niños puedan lastimarse. Además, de contribuir a que los mismos se encuentren tranquilos. Muchas veces resulta útil que no se duerman con la vejiga llena.

El bruxismo suele presentarse durante el sueño de algunos niños, en este hábito se aprietan los dientes e incluso se rechinan de manera involuntaria generando de esta manera, dolor de cabeza, cuello e incluso oídos. De presentarse, es importante acudir a un médico y realizar algunas actividades que logren relajar al niño. Tal como una ducha caliente antes de dormir, leer cuentos y sobre todo evitar el uso de dispositivos electrónicos.


Técnicas o sugerencias para hacer que tus niños duerman bien

  1. Crea una rutina de sueño. Es importante que cada niño vaya a dormir siempre respetando el mismo horario. Ten en cuenta que los niños precisan mayor cantidad de horas de sueño que los adultos. Por ejemplo un recién nacido necesita 16 horas de sueño por día. A medida que el niño crece la cantidad de horas se va reduciendo hasta que a los 14 años sólo precisa de 8 horas de sueño por día.
  1. Hacer actividades rutinarias antes de ir a dormir. A esto se lo llama “rutina del sueño” y consiste en cepillarse los dientes, ver algo en la televisión o en internet que sea de su agrado (breve en cuanto a tiempo. En este caso los expertos recomiendan vídeos con algún tipo de enseñanza o aprendizaje y que no tenga contenido agresivo), contar alguna historia de lo ocurrido durante en día, peinarse el cabello, etc. También es de utilidad contarles un cuento antes de ir a dormir.
  1. Ir a dormir no debe estar asociado con un castigo. Un detalle importante que rescatan los especialistas es que no es conveniente enviar al niño a la cama como un castigo pues de este modo quedará asociado en su inconsciente que dormir está relacionado con un castigo cuando ciertamente la realidad dista mucho de asociar ambas situaciones.
  1. Realizar ejercicio durante el día favorece el descanso nocturno. La actividad física no solo ayuda a que el niño descargue ansiedad y estrés acumulado durante el día sino que también libera endorfinas durante el día que favorece el descanso por las noches.
  1. Evita ciertos hábitos nocturnos. Por ejemplo el uso de videojuegos, mirar películas de acción o que inciten físicamente a los niños. También evita el consumo de azúcar luego de las 18 horas.
  1. Evita las luces nocturnas. Este suele ser un tema difícil de tratar ya que muchos niños (sobre todo los más pequeños) desean dormir con una luz tenue. Aunque esto no se encuentra contraindicado, es recomendable (siempre que el niño no tenga miedo a la oscuridad) que la habitación se encuentre en penumbra o bien con una luz muy tenue ya que la luz evita la producción de melatonina por parte de nuestro cerebro, sustancia indispensable para la correcta conciliación del sueño.

© 2106 Sueño infantil: Cómo lograr que tus niños duerman bien por la noche. Escuela de padres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.