La risa: Enseñar a los niños a reírse de sí mismos

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr
La risa y el sentido del humor son esenciales para el bienestar y para el desarrollo de fortalezas personales. Saber reírse de uno mismo es la clave de una sana autoestima y de las fortalezas personales. Cuando uno sabe reírse de sí mismo, sabe reconocer sus cualidades y pequeños defectos y los acepta, es capaz de reírse de ellos. Por eso, es capaz de aceptar bromas y de enfrentarse a las burlas sin sentirse dolido o atacado.La risa es el antídoto contra el malestar, cuando la risa empieza en uno mismo, nos dotamos de una gran fortaleza que nos protege.

 

La risa: ¿Por qué debemos enseñar a los niñ@s a reírse de sí mismos?

El sentido del humor debe ser empleado para procurar y promover el bienestar y las emociones positivas y no para hacer el mal o generar conflictos. El sentido del humor sano empieza por uno mismo. No hay nada más sano que reírse de uno mismo. Cuando una persona es capaz de reírse de sí mismo nos demuestra que:

  • Es capaz de aceptar sus errores, y reírse de ellos. No teme equivocarse, ni le supone un drama [ct_spacer height=”25"]
  • Es capaz de aceptar sus fallos y defectos. Una persona que se ríe de sí misma tiene una alta autoaceptación y por consiguiente, una sana autoestima. [c[ct_spacer height=”25"]li>
  • Cuando alguien se ríe de sí mismo, se toma las críticas con buen humor y acepta consejos y sugerencias, porque no los ve como un ataque o algo malo. [ct_[ct_spacer height=”25"]>
  • También es capaz de enfrentarse a las burlas y afrontar las críticas destructivas, ya que acepta sus fallos, tiene fortalezas personales y no peligra su autoestima. [ct_sp[ct_spacer height=”25"]

Por lo tanto, si queremos que los niños y niñas sean capaces de defenderse y mantenerse fuertes es muy importante enseñarles a reírse de sí mismos. En algunas situaciones complicadas, como situaciones de acoso escolar, o similares, podrán tomar perspectiva, ya que serán fuertes y podrán enfrentarse a la situación.

 

Trucos para enseñar a los niños y niñas a reírse de sí mismos.

  • Utiliza el buen humor para educar. A veces es mejor usar la risa ante ciertos errores y ayudarles a corregir sus fallos, en lugar de usar la riña. La risa se acompaña de emociones positivas, y las riñas de emociones negativas. La visión que tengan de sus fallos estará asociada a las emociones que tengan en esos momentos. [ct_spac[ct_spacer height=”25"]i>Utiliza la risa y el sentido del humor, pero no las burlas hirientes. Reírnos está bien, pero burlarnos puede ser muy perjudicial. La diferencia está en evitar palabras hirientes, tonos de burla, y tener cuidado con las ironías. Los niños y niñas pequeñas están aprendiendo a comunicarse y no siempre comprenden bien las ironías y los dobles sentidos. [ct_spacer[ct_spacer height=”25"]Ríete del acto, o de la situación, pero nunca de la persona. Evita que la risa se convierta en una crítica para la persona. [ct_spacer h[ct_spacer height=”25"]uca con el ejemplo y comienza por reírte de ti mismo y aceptar las bromas con sentido del humor. [ct_spacer hei[ct_spacer height=”25"] 

    Celia Rodríguez Ruiz. Psicóloga y Pedagoga

    @educa_aprende

     

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies