Juegos verbales para fomentar el trabajo en equipo y ampliar el vocabulario

juegos verbales
Comparte en tus redes sociales.....
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Con el inicio de la lectoescritura no solo el niño ingresa a un amplio mundo de significados, sino que también comienza la interacción y el juego con pares. Desarrollar juegos verbales para estimular el aprendizaje de la escritura y lectura en un entorno colaborativo permitirá a los niños ampliar sus habilidades sociales, pudiendo desarrollar categorías que les servirán para potenciar su desarrollo cognitivo también.

A continuación, veremos algunos de los juegos más estimulantes para niños entre 6 y 10 años para fomentar el trabajo en equipo y ampliar el vocabulario.


3 Juegos verbales para fomentar el trabajo en equipo y ampliar el vocabulario

El carromato

El juego del carromato es un juego ideal para promover el trabajo en equipo, desarrollar la velocidad de respuesta y reacción ante una consigna.

Para llevar a cabo este juego no será necesario ningún material.

La docente deberá dividir a los niños en grupos de 5. Luego se le dirá a cada grupo que conformarán un automóvil y cada niño deberá representar una parte del mismo. Por ejemplo, uno de los niños podrá ser las ruedas, otro el portaequipaje, otro el volante, etc.

Los niños deben colocarse juntos actuando como si fuesen un carro. A continuación, la docente comenzará relatando lo siguiente:

Íbamos por el bosque cuando se rompió una rueda por un pozo que había en medio del camino (el niño que represente las ruedas del carro, deberá hacer algún movimiento relacionado con la acción de caerse).Luego de repararla, continuamos nuestro camino pero al llegar a un cruce, frenamos bruscamente y del portaequipajes se cayó una maleta (el niño que representa el portaequipajes deberá acompañar el relato con alguna acción relacionada). Más adelante nos cruzamos con unos campesinos, a quienes saludamos con agrado (todos los niños deberán saludar) pero mientras saludábamos no vimos otro pozo en el camino y caímos en él (todos los niños deberán caer al suelo todos juntos)”.

El relato puede modificarse según las edades de los niños. La dinámica del juego debe ser veloz, para que los niños puedan realizar la actividad sin aburrirse e intentando coordinar con su grupo.

Adicionalmente, de este modo, los niños estarán ejercitando la atención selectiva, la velocidad de acción y la coordinación motora gruesa.

El juego de las categorías

Otro de los juegos verbales que vamos a realizar es el «Juego de las categorías». Para este juego se necesitarán varias tarjetas que correspondan a diferentes categorías. Por ejemplo: automóviles, plantas, objetos de cocina, baño, vestimentas, colores, etc. Se pueden realizar tantas categorías como se desee. Lo importante es que, en cada categoría, haya al menos 5 elementos. Por ejemplo, si se ha escogido la categoría objetos de cocina, entonces se necesitarán, por ejemplo, una tarjeta con un tenedor, otra con un cuchillo, otra con una taza, otra con un plato y otra con un vaso.

Este juego se puede realizar utilizando solamente las imágenes o bien usando tarjetas con los nombres de los objetos para practicar lectura.

El juego consiste en dividir a los niños en grupos de hasta 4 integrantes. La docente seleccionará dos categorías y agregará una tarjeta de otra categoría no seleccionada. Luego les dirá a los niños que “dentro de estas dos categorías hay un objeto que no corresponde a ninguna de las dos”. Cada equipo, en su respectivo tiempo, deberá adivinar qué tarjeta es la que no corresponde a las categorías indicadas y porqué razón. Gana el equipo que encuentre la tarjeta que no corresponda en el menor tiempo posible.

Variante: el juego se puede desarrollar con varias categorías de manera simultánea, aunque esto dependerá de las edades de los niños. Cuantas más categorías se utilicen, más complejo será el juego y mayores las edades de los niños.

Con este juego se desarrolla la velocidad de reacción, el trabajo colaborativo y la agilidad mental.

La visita de María

En este juego la docente deberá dividir a los niños en 4 grupos. Cada equipo deberá participar en la historia que relate la docente. Por esta razón, cada grupo deberá responder y actuar de una determinada forma.

  • Grupo 1. Cuando la docente diga “la perra Lola”, los niños deberán decir “GUUUUAAAAU” al unísono.
  • Grupo 2. Cuando la docente diga “los gatitos bebés”, los niños de este grupo deberán decir “mi mi miau” de forma dulce y simulando ser unos gatitos recién nacidos.
  • Grupo 3. Cuando la docente diga “los osos hambrientos”, los niños deberán decir “GrrrrGrrr”
  • Grupo 4. La docente dirá “los pollitos” y los niños tendrán que decir “Pío – Pío – Pío”.

Luego de dividir las consignas en los grupos, la docente comenzará a relatar la siguiente historia, indicando previamente que los niños deberán estar atentos al relato porque se les pedirá que intervengan y actúen como corresponda.

“María se encontraba de visita en la casa de su tía Juana. Ese día Juana estaba muy ocupada por que su gatita Federica había tenía gatitos. Los “gatitos bebés” (los niños del grupo correspondiente deberán realizar el sonido indicado: mi mi miau) eran muy tiernos, pero la tía Juana tenía miedo de los “osos hambrientos” (GrrrrGrrr) que estaban en el bosque cruzando la calle, pudieran comérselos. Es por eso que la tía estaba un tanto preocupada.

Esa noche, Juana no había dormido ni siquiera una hora, ni tampoco lo había hecho “la perra Lola” (los niños dirán: GUUUUAAAAU) quien jamás se separaba de su lado.

Esa madrugada, María despertó algo sobresaltada. No sabía si habrían sido los “gatitos bebés” (mi mi miau), la “perra Lola” o los “osos hambrientos” de los que le había hablado su tía (GrrrrGrrrr).Bajó con cautela las escaleras y reconoció que el sonido venía del otro lado de la puerta. Asustada pero con intriga, decidió coger una escoba por si los “osos hambrientos”(GrrrrGrrr)  se encontraban allí. Luego abrió la puerta, pero para sus sorpresa se encontró con unos bellísimos pollitos (Pío – Pío – Pío) quienes entraron a toda prisa a la casa y casi atropellan a “la perra Lola” (GUUUUAAAAU)  y a los “gatitos bebés” (mi mi miau), que se encontraban a los pies de la tía Juana.

Pronto, María corrió a “los pollitos” (Pío – Pío – Pío), quienes lograron salir rápidamente por la ventana abierta de la cocina, despertando a “los gatitos bebés” (mi mi miau) que, tras el hambre que tenían parecían verdaderos “osos hambrientos” (GrrrrGrrr)”.

El relato debe leerse de forma dinámica. Si uno de los integrantes del equipo participa o dice su enunciado en un momento que no corresponde, todo el equipo perderá un punto.

El equipo que menos puntos pierda al finalizar el relato, gana el juego.

Con este juego se estimula la rapidez de reacción, la atención selectiva, el trabajo en equipo y la ampliación del vocabulario.

3 Juegos verbales para fomentar el trabajo en equipo y ampliar el vocabulario #JuegosEducativos #educacion #niños Clic para tuitear
© 2021 ▷ Escuela en la Nube ➡➤ [ Juegos verbales para fomentar el trabajo en equipo y ampliar el vocabulario ] Dinámicas educativas
Comparte en tus redes sociales.....
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.