Actividades conciencia fonológica para niños

actividades conciencia fonológica

En este artículo vamos a trabajar las habilidades fonológicas en niños con diversos juegos y actividades conciencia fonológica que seguro serán de interés para docentes y padres en el inicio de la lectura infantil.


¿Qué es la conciencia fonológica?

La conciencia fonológica es una habilidad previa al aprendizaje de la lectura que permite a los pequeños poder decodificar palabras a fin de aprender a leer posteriormente. Su estimulación o desarrollo resulta indispensable para la alfabetización.

En esta oportunidad, queremos acercaros un programa de instrucción de conciencia fonológica que permitirá la educación de la misma en niños entre los 3 y los 6 años.


Desarrollo de las habilidades fonológicas en niños

Antes de abordar el desarrollo de la conciencia fonológica, es importante recordar cuáles son los aspectos o habilidades que se esperan de los niños según sus edades.

Habilidades en niños de 3 a 4 años

  • Escuchan con atención y son capaces de discriminar sonidos.
  • Pueden discriminar palabras dentro de frases.
  • Reconocen pseudopalabras.
  • Pueden decir si dos palabras riman o no.
  • Elaboran rimas sencillas.

Habilidades en niños de 4 a 5 años

  • Reconocen palabras largas y cortas.
  • Manipulan sílabas iniciales y finales.
  • Reconocen y pueden aislar sonidos iniciales de una palabra.
  • Pueden separar las palabras en dos o tres fonemas.

Habilidades en niños entre 5 y 6 años

  • Aíslan y separan el sonido de las palabras en 2, 3 y hasta 4 fonemas.
  • Manipulan sonidos iniciales y finales en palabras de 3 y 4 fonemas logrando suprimir, añadir o sustituir alguna letra. Por ejemplo; ¿Qué palabra nos queda si a la palabra árbol le quitamos la “a”? o ¿Qué palabra nos queda si en la palabra “papá” quitamos las “p” y las reemplazamos por la letra “m”?

Áreas de la conciencia fonológica


Áreas de la conciencia fonológica

La conciencia fonológica se debe trabajar en torno a 5 áreas temáticas diferentes:

  1. La escucha activa. En este sentido es importante entrenar el oído puesto que la conciencia fonológica hace referencia a la capacidad para manipular la construcción del lenguaje, pero no se vincula con la significación de la misma.
  2. Frases y palabras. Recordarles a los niños que el lenguaje se percibe con frases pero que, dentro de estas, se encuentran unidades con sentido más pequeño que son las palabras.
  3. Las Rimas. Es importante entender las rimas como un primer acercamiento hacia la musicalidad del lenguaje.
  4. La conciencia de sílaba. Es la capacidad para notar que cada palabra está compuesta por unidades más pequeñas que no poseen sentido propio: las sílabas.
  5. La conciencia de fonema. Esta conciencia tiene como objetivo enseñar a los niños a descifrar los diferentes fonemas que forman una palabra.

¿Cómo se puede desarrollar la conciencia fonológica en nivel inicial?

Entre los 3 y los 4 años será apropiado estimular la escucha activa, el reconocimiento de frases y las rimas de las palabras. A partir de los 4 años se deberá trabajar la conciencia fonológica (del fonema en sí, aunque sólo en el inicio)  y la silábica. Desde los 5 años en adelante, es posible trabajar la conciencia fonémica.

conciencia fonológica


Relación entre conciencia fonológica y la adquisición de la lectura

La relación entre conciencia fonológica y la adquisición de la lectura es una de las preguntas que muchos docentes y padres se hacen  ¿Puede un niño aprender a leer sin la adquisición previa de la conciencia fonológica? El tema es de suma importancia y delicadeza puesto que es crucial que cada niño tenga conciencia fonológica para que la adquisición de la lectura sea adecuada y eficiente.

Esta relación es clave especialmente para la adquisición de la lectura en las etapas iniciales.

Al comprender la importancia y relación entre conciencia fonológica y lectura  no podemos dejar de mencionar que, al fraccionar una palabra en sílabas y luego en fonemas es posible comprender las unidades mínimas que componen cada palabra y aprender la entonación, el tipo de letra que se trate (la “R” suena muy diferente a la “P”, por ejemplo), etc.

A su vez,  para la adquisición de la conciencia fonológica es importante que el niño comprenda (y asocie luego) la relación que existe entre grafemas y fonemas. Esto es, la conversión grafema – fonema. Con esta conversión el niño podrá comprender por qué  P – E – R – R – Ose escribe con “P”  y no con “B”.De este modo, el cerebro del niño se prepara para incorporar los procesos básicos pero complejos que requiere la conciencia fonológica.


¿Cómo estimular la conciencia fonológica en el aula para niños de preescolar?

1 – Escucha activa: hablar y escuchar

Escuchar y hablar es algo sumamente necesario para el desarrollo de la conciencia fonológica en relación con la posterior adquisición de la lectura (y de la escritura también) puesto que le permite al niño una estimulación auditiva y vocal. Con esto el niño puede ir asociando palabras y frases (así como también entonación) con la posterior incorporación dela lectoescritura.

2 – La importancia del dibujo y del garabato

El dibujo y el garabato son importantes para la adquisición de la conciencia fonológica y posterior adquisición de la lectoescritura.

3 – Reemplazo de una palabra dentro de una oración

Por ejemplo: “Toby es mi perro y además un buen amigo” // “Toby es mi gato y además es un buen amigo”.

4 – Completar la canción

Una buena técnica para la adquisición de la conciencia fonológica es pedirle que oralmente cante una canción (que él conozca) completando la palabra que falta. Podemos utilizar un reproductor de música y detener la misma justo antes de que la canción mencione aquella palabra que queremos que el niño reproduzca sin la música.

5 – Tarjetas de conciencia fonológica

Existen unas tarjetas que se venden justamente para estimular la conciencia fonológica pero sino, es posible fabricarlas.

  1. Para ellos se deben utilizar figuras de diferentes animales que comiencen con letras distintas. Por ejemplo: perro, gato, elefante, puerco espín, guepardo, rinoceronte, jirafa, jurel, etc. Asegúrate que algunos de los animales tengan la misma letra inicial (jirafa y jurel). También es conveniente que cada tarjeta tenga el nombre del animal escrito en letras de imprenta.
  2. A continuación pídele al niño que agrupe los nombres de los animales según el sonido inicial de la letra con la que empieza.
  3. También puedes emplear diferentes objetos que comiencen con la misma letra.

ejercicios conciencia fonológica


Actividades conciencia fonológica. Juegos para niños

“Su majestad dice…”

Esta actividad conciencia fonológica consiste en pedirles a los niños que reconozcan aquel pedido de “Su majestad” y cumplan con lo que se  les pide. Por ejemplo: Su majestad dice que saltemos en un pie. Entonces los niños deberán obedecer a esta orden.

Importante: los niños deben realizar las acciones que se le pidan pero siempre y cuando al inicio de la frase se le diga “Su majestad dice…”. En cambio, si no se inicia con esta frase los niños no deben responder realizando las acciones solicitadas. En este sentido, el juego es una variante de “Simón dice”.

Variante: se pueden utilizar disfraces y uno de los niños puede representar a “Su majestad” dando órdenes al resto de los niños.

Con este juego se desarrolla la escucha activa y es ideal para realizar en niños entre los 3 y los 6 años.

La frase infiltrada

En este juego les decimos una frase a los niños que contenga una palabra que no tiene sentido para dicha frase. Por ejemplo: “Hoy es un día soleado chocolate”. Serán los niños los que deben reconocer la palabra infiltrada y justificar su respuesta.

Con esta actividad se trabaja la discriminación de frases y palabras así como también el contexto de las mismas.

La actividad se puede desarrollar en niños desde los 3 años en adelante.

Los cazadores de rimas

Materiales: varias imágenes. Es importante que se coloquen imágenes cuyas palabras puedan rimar.

El juego consiste en colocar las imágenes sobre una mesa y pedirles a los niños (de forma individual o grupal) que unan aquellas que rimen al finalizar la palabra. Por ejemplo; la imagen de un zapato con gato.

El juego también se puede desarrollar en niños desde los 3 años en adelante.

Discriminando palabras

Materiales: diferentes imágenes de objetos o acciones. Se pueden utilizar las mismas que en el juego anterior.

Se colocan las imágenes sobre una mesa y se les pide a los pequeños que mencionen la palabra referida a cada pictograma mostrado. Luego deberán indicar si ésta es una palabra corta o larga.

Resulta interesante cómo los niños a esta edad pueden comúnmente confundir palabras extensas con objetos o animales grandes. Por ejemplo, los niños pueden decir que la palabra “hormiga” (tras ver la imagen de esta) es una palabra corta, pues el tamaño de la hormiga es pequeño.

Este juego se puede realizar en niños desde los 4 años en adelante.

La caja de los pictogramas

Materiales: imágenes variadas y 4 cajas. Pueden ser cajas de zapatos. En cada caja colocaremos un número del 1 al 4. De este modo, cada caja tendrá escrito uno de estos números en el frente de la misma.

El juego consiste en que, cada niño escoja una imagen y deberá llevarla dentro de la caja correspondiente según la cantidad de sílabas que la misma posea. Por ejemplo, una imagen con un “sol”, deberá colocarla dentro de la caja con el número 1 (pues solo posee una sílaba).

Este juego también es para niños desde los 4 años en adelante.

Veo – veo

El tradicional juego de Veo – veo nos puede ayudar a iniciar a los niños en la conciencia fonológica. La variante sería, aquí, que los niños deban dividir en sílabas (por ejemplo utilizando las palmas) al decir una palabra dentro del juego.

Otra variante dentro de este juego es proponer palabras que comiencen con una letra determinada.

Este juego se puede realizar en niños desde los 5 años en adelante.

El tren de las palabras

Para este juego los niños deberán sentarse en un círculo en el suelo. La docente dice una palabra y el primer niño que se encuentre a su lado derecho deberá decir una palabra que comience con la última letra de la palabra dicha por la docente. Por ejemplo, si la docente dijo la palabra “caballo” el niño deberá decir una palabra que comience con la letra “O” por ejemplo, “oreja”. El niño que se encuentra a la derecha de este, deberá decir (siguiendo con el ejemplo) una palabra que comience con la letra “a”.

Variante: se puede pedir a los niños que respeten una categoría determinada. Por ejemplo, animales. Entonces todas las palabras mencionadas deberán ser animales, quedando fuera el niño que no respete tal consigna.

habilidades fonológicas
El juego de la Oca fonológico
Actividades conciencia fonológica para niños Clic para tuitear
© 2022 ▷ Escuela en la Nube ➡➤ [ Actividades conciencia fonológica para niños ] Recursos para el aula @escuelaenlanube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.