Los padres están más hartos de los deberes escolares que sus propios hijos

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Razones (y sinrazones) de padres que están más hartos de los deberes escolares que sus propios hijos

Juan Bosco Martín Algarra en la web: http://noticias.lainformacion.com

estudiar_-bLos padres han elevado su protesta por el exceso de tareas escolares impuestas a los niños en los colegios.
No sólo los maestros; también los centros de trabajo y los mismos progenitores tienen parte de la culpa.

Las asociaciones de padres han protestado por el “incremento del tiempo que los menores tienen que dedicar en casa a las tareas escolares”. Así lo plantea un comunicado emitido recientemente por la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA). Se unen así a una tendencia creciente en otras partes del mundo. En Canadá unos padres llegaron a los tribunales para demostrar que no eran necesarios (y ganaron). Los progenitores franceses convocaron incluso una huelga por el mismo motivo. En España, la CEAPA ha esgrimido cinco argumentos contra las tareas académicas en casa:

  • Representan en fracaso del sistema educativo, que dedica entre 5 y 7 horas diarias a las clases.
  • Provocan desigualdades sociales, porque unos padres pueden ayudar a sus hijos en las tareas pagando profesores particulares, y otros no.
  • Crean tensiones entre padres e hijos.
  • Constituyen un problema para los padres que no pueden salir antes de su trabajo.

Quita tiempo a otras actividades no académicas que también son educativas, como juegos, deportes, reuniones sociales, etc.

Por estos motivos, ¿se deben suprimir los deberes por ley? El consejo escolar de Navarra abordó esta espinosa cuestión en un informe realizado en 2011. El texto reconocía la opinión de varios especialistas, algunos de los cuales creían “que no servían para nada” y otros que sí les reconocían beneficios educativos importantes, como inculcar hábitos de trabajo, afianzar el autoaprendizaje o fomentar el esfuerzo personal.

“No por mucho sobrecargar de tareas, se madura más temprano”

El psicólogo educativo y profesor de la Universidad Complutense de Madrid Valentín Martínez-Otero recuerda que los deberes deben cumplir una función pedagógica: “han de servir como complemento o refuerzo a lo visto en clase, pero sin abusar de ellos: no por mucho sobrecargar de tareas se madura más temprano o se aprende más”.

Las tareas escolares tienen su sentido si no impiden al alumno tener tiempo libre para jugar y relajarse “o para relacionarse con los demás”. Martínez-Otero recuerda que los deberes representan el momento donde se puede producir la comunicación entre el colegio y los padres: “hay que evitar dos errores: tan negativo es ignorar los deberes de los hijos como estar totalmente pendientes de ellos y amenazándoles si no los hacen. Estas actitudes perjudican la finalidad pedagógica que tienen”

A veces, los deberes no son el verdadero problema, sino la falta de previsión del alumno o la de planificación por parte de los profesores. “Los padres deben asegurarse de que los niños tengan unas buenas condiciones ambientales para estudiar. Pero nunca deben hacer el trabajo escolar que corresponde a los niños”. Para ello es necesario que alguno de los padres esté en casa con sus hijos a la hora de los deberes: “poner un candado a la televisión no soluciona nada”. Conviene que estén presentes para “conversar sobre las tareas de los hijos, acompañarles y orientarles”. Racionalizar los horarios de trabajo es todavía una tarea pendiente, según este experto.

También las empresas son responsables indirectos en la educación de los niños

Los maestros reconocen que a veces hay sobrecarga. Desde la Asociación Nacional de Profesores (ANPE), recomiendan que no se supere la hora y media diaria de trabajo en casa para los niños de 8 a 11 años (variando las materias), y las dos horas para adolescentes que cursan secundaria. Inmaculada Suárez, defensora del profesor de ANPE, comparte la idea de que hay que evitar excesos en los deberes escolares. Aún así, es partidaria de mantenerlos “para despejar dudas y reforzar conocimientos” y, sobre todo, “para que el alumno adquiera disciplina y responsabilidad en el autoaprendizaje”.

Para ello, Suárez recordó la importancia de racionalizar los horarios de trabajo y de concienciar a las empresas de su papel indirecto en la educación de los niños: “no puede ser que haya padres a los que se descuente una hora de sueldo cuando tienen que acudir a una entrevista con el tutor de su hijo”. Para armonizar la vida familiar, opinan desde ANPE, hay que armonizar también la vida laboral.

madre-ayudando-a-hijo-636x303

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Un comentario sobre “Los padres están más hartos de los deberes escolares que sus propios hijos

  • el 26 enero, 2013 a las 20:49
    Permalink

    Si que es cierto que algunos docentes se pasan, pero por lo
    general…. Los padres están hartos y se quejan por todo: Si pones
    deberes, porque pones y si no pones porque no pones. Si eres dulce,
    porque eres blanda, si eres seria, que eres una bruja…. Quejarse
    es gratis, ea!! qué le vamos a hacer!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies