Trastornos de la psicomotricidad en niños: un enfoque integral

trastornos de psicomotricidad

¿Cómo afectan los trastornos de la psicomotricidad al desarrollo de nuestros hijos? ¿Existe una forma integral de abordar estos trastornos y ayudarles a alcanzar su máximo potencial? Si te preocupan estos temas, estás en el lugar indicado.

🎯 Según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente un 5-8% de los niños en edad escolar presentan problemas relacionados con los trastornos de la psicomotricidad. Estos trastornos pueden manifestarse de diversas formas, desde dificultades en la coordinación motora hasta problemas en el equilibrio y la planificación de movimientos.

En este artículo nuestro objetivo es ofrecerte una visión integral sobre los trastornos de la psicomotricidad en niños, para que puedas entender mejor sus causas, síntomas y tratamientos. Juntos, exploraremos estrategias que ayudarán a tus hijos a superar estos desafíos y alcanzar su máximo potencial.


Los trastornos de psicomotricidad se refieren a las dificultades que una persona, especialmente un niño, puede tener en coordinar y controlar los movimientos del cuerpo que son necesarios para realizar tareas motoras básicas como caminar, correr, escribir o actividades más complejas que requieren una coordinación fina.

Estos trastornos pueden estar relacionados con problemas en el procesamiento sensorial, control motor o planificación motriz, afectando la capacidad del niño para participar efectivamente en actividades cotidianas.

💡Un ejemplo de un trastorno de psicomotricidad es la dispraxia, que es una condición donde los niños muestran una coordinación motora pobre y dificultades con tareas secuenciales. En la vida cotidiana, un niño con dispraxia podría tener problemas para atarse los zapatos, organizar sus movimientos para montar bicicleta o incluso en actividades simples como aplaudir al ritmo de una canción. Esto puede deberse a la dificultad para planificar y ejecutar movimientos precisos y coordinados.


Tipos comunes de trastornos de psicomotricidad

Existen varios tipos de trastornos psicomotores que pueden afectar a los niños. Estos trastornos pueden variar en sus manifestaciones y grados de gravedad.

✅ Algunos de los tipos más comunes de trastornos psicomotores son:

  1. Dispraxia: una condición que afecta la planificación y ejecución de movimientos, lo que dificulta la coordinación y el aprendizaje de nuevas habilidades motoras.
  2. Apraxia: una dificultad para realizar movimientos voluntarios y coordinados, a pesar de no existir problemas musculares o de sensibilidad.
  3. Trastorno del desarrollo de la coordinación (TDC): caracterizado por dificultades significativas en la coordinación motora, lo que puede afectar la habilidad para realizar actividades diarias, como vestirse, comer o escribir.
  4. Hipotonía: También conocida como baja tensión muscular, la hipotonía implica una disminución de la fuerza muscular que afecta la capacidad del niño para mantener posturas adecuadas o realizar movimientos eficaces. Puede ser un signo de condiciones neurológicas subyacentes.
  5. Tics y trastornos de Tourette: Estos trastornos involucran movimientos repetitivos y rápidos o sonidos que el niño no puede controlar fácilmente. Los tics pueden ser motores (movimientos) o vocales (sonidos), y en el síndrome de Tourette, suelen ser ambos.

Estos son solo ejemplos de los tipos más comunes de trastornos psicomotores. Cada niño puede presentar una combinación única de síntomas y manifestaciones de acuerdo a su condición específica.

«Es fundamental que los padres conozcan los signos de alerta relacionados con el desarrollo psicomotor de sus hijos. La detección temprana y la búsqueda de ayuda profesional son cruciales para brindarles el apoyo necesario».

Los síntomas de los trastornos de la psicomotricidad pueden variar según el tipo de trastorno y la edad del niño, pero algunos de los signos de alerta más comunes incluyen:

  1. 🔎 Dificultad para gatear, caminar o mantener el equilibrio
  2. 🔎 Problemas en la coordinación motora fina, como abrocharse los botones o usar cubiertos
  3. 🔎 Retraso en el lenguaje o dificultades con la articulación de palabras
  4. 🔎 Dificultades para comprender instrucciones o seguir rutinas
  5. 🔎 Baja resistencia física o fatiga rápida durante la actividad física

Si observas alguno de estos síntomas en tu hijo, es importante buscar la opinión de un profesional de la salud especializado en el desarrollo infantil. Ellos podrán realizar una evaluación exhaustiva para determinar si existe un trastorno psicomotor y proporcionar las recomendaciones adecuadas.


Síntomas de trastornos
psicomotricidad
Signos de alerta
Dificultad para gatear, caminar o mantener el equilibrioRetraso en el desarrollo motor
Problemas en la coordinación motora finaDificultad para abrochar botones o usar cubiertos
Lenguaje retrasado o dificultades en la articulaciónProblemas para pronunciar ciertos sonidos o palabras
Dificultades para comprender instruccionesBaja comprensión verbal o dificultad para seguir rutinas
Baja resistencia física o fatiga rápidaAgotamiento durante la actividad física

Recuerda que cada niño es único y puede presentar una combinación diferente de síntomas y signos de alerta. Si tienes preocupaciones sobre el desarrollo psicomotor de tu hijo, no dudes en buscar el apoyo de profesionales cualificados. El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado pueden ayudar a los niños a superar los desafíos y alcanzar su máximo potencial.


Los profesionales de la salud utilizan diversos métodos y pruebas para identificar y evaluar los trastornos psicomotores en los niños. Estos métodos y pruebas se basan en la observación del comportamiento y el rendimiento motor del niño, así como en la recopilación de información de los padres, cuidadores y educadores.

Algunas de las principales herramientas de diagnóstico incluyen:

  1. 📊 Entrevistas: Los profesionales de la salud pueden realizar entrevistas con los padres y los niños para recopilar información sobre el desarrollo psicomotor del niño, su historial médico y otros factores relevantes.
  2. 📊 Evaluaciones psicomotoras: Estas evaluaciones implican la observación directa del niño mientras realiza diferentes tareas motoras y de coordinación. Estas pruebas pueden ayudar a identificar deficiencias o dificultades en áreas específicas.
  3. 📊 Cuestionarios y escalas: Los profesionales pueden utilizar cuestionarios y escalas estandarizadas para evaluar el desarrollo psicomotor del niño y compararlo con los estándares establecidos para su grupo de edad.

Es importante tener en cuenta que el diagnóstico de los trastornos de la psicomotricidad debe ser realizado por profesionales de la salud capacitados y con experiencia en esta área. A través de una evaluación detallada y precisa, se puede determinar el diagnóstico y crear un plan de tratamiento personalizado para cada niño.

trastorno psicomotriz, trastorno de psicomotricidad

Uno de los tratamientos más efectivos para mejorar la psicomotricidad en los niños es la terapia ocupacional. Esta terapia se enfoca en ayudar a los niños a desarrollar habilidades motoras finas y habilidades motoras gruesas, así como habilidades de coordinación y equilibrio. Durante las sesiones de terapia ocupacional, se utilizan actividades y ejercicios específicos para fortalecer los músculos, mejorar la coordinación mano-ojo y promover la independencia en las actividades cotidianas.

Otra opción de tratamiento que ha demostrado ser efectiva es la terapia física. Esta terapia se centra en mejorar la movilidad y la fuerza muscular del niño. Mediante ejercicios y técnicas específicas, los terapeutas físicos ayudan a los niños a desarrollar habilidades motoras y mejorar su equilibrio y coordinación.

Además de la terapia ocupacional y la terapia física, existen otras terapias complementarias que pueden ser beneficiosas para mejorar la psicomotricidad en los niños. Algunas de estas terapias incluyen la terapia de integración sensorial, que ayuda a los niños a procesar y responder adecuadamente a la información sensorial, y la terapia del habla y el lenguaje, que aborda dificultades en el desarrollo del lenguaje y la comunicación.

Es importante destacar que el éxito del tratamiento depende de la constancia y el compromiso de los padres y el niño. Participar activamente en el proceso de tratamiento y seguir las recomendaciones de los profesionales de la salud es crucial para lograr resultados positivos.

Implementar estas terapias efectivas puede ayudar a mejorar la psicomotricidad de los niños y promover su desarrollo óptimo. Es fundamental buscar la orientación de profesionales especializados en el campo de la psicomotricidad para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado a las necesidades individuales de cada niño.


Estas estrategias te ayudarán a promover su desarrollo físico y cognitivo, y te ofrecerán formas adicionales de buscar apoyo:

  1. Comunícate y habla con tu hijo: Dedica tiempo a hablar con tu hijo sobre sus emociones, dificultades y logros. Escucha sus preocupaciones y ofrece palabras de aliento para fortalecer su confianza.
  2. Fomenta el juego activo: Estimula el desarrollo psicomotor de tu hijo mediante juegos que involucren movimientos físicos, como saltar, correr y lanzar objetos. El ejercicio regular puede ayudar a mejorar su coordinación y equilibrio.
  3. Proporciona un entorno seguro: Asegúrate de que tu hogar proporcione un entorno seguro y adaptado a las necesidades de tu hijo. Elimina posibles obstáculos y utiliza muebles y juguetes adecuados para su edad y desarrollo.
  4. Busca apoyo profesional: Consulta a profesionales de la salud especializados en el tratamiento de trastornos psicomotores en niños. Ellos podrán brindarte orientación, terapias y ejercicios específicos para mejorar la psicomotricidad de tu hijo.
  5. Establece rutinas: Las rutinas diarias pueden ayudar a los niños con trastornos psicomotores a sentirse más seguros y ordenados. Establece horarios para las comidas, el sueño y las actividades diarias, y mantén un ambiente estructurado y predecible.
  6. Promueve la participación en actividades grupales: Animar a tu hijo a participar en actividades grupales, como clases de música, deportes o grupos de juego, puede fomentar su interacción social y mejorar su coordinación con otros niños.
  7. Celebra el progreso: Reconoce y celebra los logros y avances de tu hijo. Esto fortalecerá su confianza y motivación para superar los desafíos que puedan surgir en su desarrollo psicomotor.

Recuerda que cada niño es único y puede requerir enfoques y estrategias personalizadas. Siempre es recomendable buscar el asesoramiento de profesionales de la salud y adaptar estas recomendaciones a las necesidades individuales de tu hijo.


En resumen, los trastornos de la psicomotricidad en niños son afecciones que pueden afectar su desarrollo físico y cognitivo. Estos trastornos pueden manifestarse de diferentes formas, como dificultades para coordinar movimientos, problemas en la planificación y ejecución de tareas motoras, entre otros. Es importante abordar estos trastornos de manera integral, considerando tanto los aspectos físicos como los psicológicos, y buscar el apoyo adecuado.

En cuanto al diagnóstico, es fundamental estar atentos a los signos de alerta que pueden indicar la presencia de un trastorno psicomotor en los niños. Una evaluación exhaustiva por parte de profesionales de la salud, utilizando métodos y pruebas específicas, puede ayudar a identificar y diagnosticar correctamente estos trastornos.

En términos de tratamiento, existen diversas terapias y enfoques que pueden ser efectivos para mejorar la psicomotricidad de los niños. La terapia ocupacional y la terapia física son algunas de las opciones disponibles, y es importante trabajar de la mano con profesionales capacitados para diseñar un plan de tratamiento personalizado según las necesidades individuales del niño.


© 2024 ▷ Escuela en la Nube ➡➤ [ Trastornos de la psicomotricidad en niños: un enfoque integral ] Escuela de padres ✏️ Ángel Sánchez Fuentes | 👨‍🎓Docente y creador de blogs educativos @escuelaenlanube

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.