Cómo trabajar la tolerancia a la frustración en los niños

La frustración es un tipo de experiencia que, tanto niños como adultos, hemos de atravesar en algún momento de nuestras vidas.

A menudo la tolerancia a la frustración se confunde con tolerancia al fracaso. Sin embargo la diferencia estriba en que la tolerancia a la frustración es un estado transitorio y generalmente el fracaso es algo permanente puesto que ya no existe modo de modificarlo.

Sin embargo esta puede ser solo una interpretación de una determinada situación. Por tal razón preferimos hablar de tolerancia a la frustración y no de tolerancia al fracaso.

A menudo los niños no poseen dicha tolerancia pues no tienen desarrollada la concepción del tiempo, ni la percepción de los otros o de sus sentimientos como intermediarios de la concreción de sus propios deseos. Por otra parte los niños suelen creer que el mundo gira alrededor de ellos y por tanto no son capaces de tolerar la frustración cuando algo no resulta tal y como ellos lo han pensado.

 

Características de un niño con poca tolerancia a la frustración

Cuando nos referimos a la escasa tolerancia que un niño puede tener frente a la frustración, tristemente no sólo nos referimos a un momento en particular, sino que estamos construyendo un tipo de personalidad carente de tolerancia.

Algunas de las características que debemos tener en cuenta son:

  • No controla correctamente sus emociones
  • Son niños muy demandantes y exigentes
  • Son niños impulsivos e impacientes
  • Buscan la satisfacción inmediata de sus deseos independientemente de cuáles sean los medios para lograrlo
  • Son propensos a desarrollar episodios de ansiedad o depresión
  • Son inflexibles
  • Les cuesta encontrar el punto medio de cada situación

¿Cómo podemos enseñar a nuestros hijos a tolerar la frustración?

[Tweet "5 consejos para enseñar a nuestros hijos a tolerar la frustración”]

En primer lugar la tolerancia a la frustración se logra mediante pequeños pasos que se dan a lo largo del tiempo.

Poner límites

Una de las primeras cosas que debemos hacer es intentar no complacer completamente a nuestros hijos en todo lo que pidan. Sin embargo es importante que, al negar ciertas cosas, se haga siempre explicándoles los motivos de dicha negación.

Por ejemplo, si el niño desea ir al parque, no sería correcto decir que “no iremos al parque porque no se puede”. Más bien es necesario explicarle el motivo real: cansancio, trabajo, cuestiones climáticas, etc.

No cedas antes sus caprichos o rabietas.

Dar el ejemplo

Frente a las situaciones donde se avecina la frustración es importante la actitud positiva de los adultos. De este modo estaremos dando el ejemplo y ellos comprenderán que tras una frustración no se termina el mundo.

Motivar el esfuerzo

La cultura del esfuerzo es imprescindible no sólo para los niños sino también para la vida adulta, puesto que tarde o temprano deberán esforzarse por algo.

Frente a una situación de frustración es importante mostrarles el aprendizaje o enseñanza que dicha situación conlleva implícita y no solamente la carencia del logro.

Poner metas u objetivos

Es importante comenzar con pequeñas metas para alcanzar, paso a paso los objetivos propuestos.

Dejar que los niños hagan su parte

A menudos solemos creer que “es más fácil o rápido que determinada tarea o acción la realizamos nosotros mismos”.

Por ejemplo, muchos padres no dejan que sus hijos levanten la mesa o laven los platos luego de la cena, pues creen que ellos no están capacitados para hacerlo.

Pero esta percepción es incorrecta ya que, a partir de los 6 o 7 años los niños pueden lavar los platos a mano. Este es sólo un ejemplo de muchas de las actividades que los niños se encuentran capacitados para hacer en el hogar.

© 2016 Escuela de padres en Escuela en la Nube

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies