Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH): Guía básica para padres

TDAH, Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

¿Te preocupa que tu hijo/a tenga dificultades de atención y gran energía? ¿Te suena el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) pero no sabes detectarlo ni cómo gestionarlo? No estás solo. Muchos padres enfrentan estos desafíos. Buscan respuestas para apoyar y comprender a sus hijos con TDAH.

🎯 La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta: de un 5% a un 7% de niños escolares, mundialmente, tienen TDAH. Sin embargo, reconocer y tratar esta condición a tiempo puede ser crucial. 🎓 Howard Gardner, un destacado psicólogo y educador, enfatizó que el trastorno por déficit de atención e hiperactividad no es solo una etiqueta. Es la señal de dificultades muy específicas.

Nos proponemos darte una guía elemental sobre el TDAH. Queremos que entiendas sus síntomas, cómo obtener un diagnóstico y las posibles terapias. Estamos aquí para darte el conocimiento y las herramientas. Así, podrás apoyar a tu hijo en su lucha contra el trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Continúa leyendo y aprende cómo puedes influir positivamente en la vida de tu hijo.


Definición y características distintivas del TDAH

El TDAH, que significa Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, es una condición que afecta principalmente a cómo una persona se concentra, se mantiene quieta y controla sus impulsos. Las personas con TDAH pueden tener dificultades para prestar atención durante largos periodos, pueden sentir la necesidad de moverse constantemente y a menudo actúan sin pensar en las consecuencias.

Para diferenciarlo de otros trastornos, imaginemos dos niños en una clase:

  • Pedro tiene TDAH: le cuesta mucho seguir las instrucciones en clase, se levanta frecuentemente de su asiento, interrumpe cuando no debe y tiene dificultad para concentrarse en sus tareas. No es que no quiera hacer bien las cosas; su cerebro simplemente se distrae más fácilmente y necesita más estímulo.
  • Lucía tiene ansiedad: ella también puede tener dificultades para concentrarse, pero es porque se siente preocupada o temerosa. Lucía suele estar quieta, incluso demasiado, porque no quiere cometer errores ni que los demás la vean fallar.

Así, mientras Pedro muestra inquietud y descontrol impulsivo, Lucía muestra preocupación y temor, lo que afecta su capacidad para concentrarse. Ambos pueden tener problemas de atención, pero las razones detrás de estos problemas son diferentes.

Diferencias entre TDA y TDAH

El TDAH abarca dos subtipos: el TDA y el TDAH. Mientras el TDA destaca por problemas de atención, el TDAH combina falta de atención con hiperactividad e impulsividad.

Esta distinción es crucial para el diagnóstico y tratamiento adecuado de los niños.


En esta sección, abordaremos la identificación de los síntomas del TDAH en niños. Detectar signos tempranos es crucial para diagnosticar y apoyar efectivamente a quienes tienen este trastorno.

Comportamientos por falta de atención en niños con TDAH

La atención selectiva y el enfoque constante suponen un desafío para los niños con TDAH. Este grupo presenta problemas para centrarse en actividades específicas. Asimismo, manifiestan los siguientes comportamientos:

  • 📌 Distracción frecuente.
  • 📌 Dificultad para seguir instrucciones.
  • 📌 Omisión de detalles importantes.
  • 📌 Dificultad para organizar tareas y materiales.
  • 📌 Olvido frecuente de tareas o actividades.

Estos comportamientos afectan su desempeño académico y sus interacciones con otros niños. Padres y madres deben estar alerta ante tales señales, y actuar consultando a profesionales de la salud si creen que su hijo podría tener TDAH.

Conductas hiperactivas e impulsivas asociadas al TDAH

Además, los niños con TDAH pueden presentar conductas hiperactivas e impulsivas. Actividades como moverse constantemente o hablar más de lo habitual son comunes en este grupo. A esto se suman los siguientes comportamientos:

  • 📌 Inquietud constante.
  • 📌 Dificultad para permanecer sentado o quieto.
  • 📌 Hablar excesivamente.
  • 📌 Interrumpir a los demás.
  • 📌 Tomar decisiones impulsivas sin considerar las consecuencias.

Estas acciones atentan contra su integración en ambientes educativos y sociales, así como en el desarrollo de relaciones sostenibles. Es vital recordar que cada niño con TDAH exhibe síntomas de manera única, con variaciones en la severidad de estos.

Para un mayor entendimiento sobre los síntomas del TDAH, se provee una tabla informativa:

Síntomas de TDAHComportamientos de falta de atenciónConductas hiperactivas e impulsivas
Falta de enfoqueDistracción frecuenteInquietud constante
Dificultad para seguir instruccionesDificultad para seguir instruccionesDificultad para permanecer sentado o quieto
Olvido frecuente de tareas o actividadesOmisión de detalles importantesHablar excesivamente
Dificultad para organizar tareas y materialesInterrumpir a los demás
Tomar decisiones impulsivas

Es imprescindible que el diagnóstico del TDAH sea realizado por un profesional de la salud. Si existe sospecha sobre la presencia de este trastorno en tu hijo, indaga así apoyo y directriz especializada.


Para asegurar un diagnóstico acertado de TDAH, se deben seguir ciertas pautas. Esto permite evaluar con precisión los síntomas para evitar confusiones con otros trastornos. El proceso diagnóstico implica un enfoque variado, con profesionales de varias disciplinas.

Descartando otras causas: ansiedad, depresión y aprendizaje

Es crucial entender que los signos del TDAH pueden confundirse con otros problemas de salud mental y aprendizaje. Por eso, se deben descartar trastornos como ansiedad, depresión y dificultades educativas. Estos problemas a menudo parecen trastorno por déficit de atención e hiperactividad, lo que complica su identificación.

El especialista a cargo de la evaluación debe llevar a cabo un análisis profundo. Esto incluye entrevistas clínicas, exámenes psicológicos, observaciones de comportamiento y la recolección de datos de distintas fuentes. Los informantes clave suelen ser padres, educadores y otros profesionales de la salud.

Existen algunos test e indicadores que se utilizan por ejemplo en España y que permiten detectar este trastorno:

  1. Escala de Conners revisada (Conners’ Rating Scales-Revised, CRS-R): Este es uno de los instrumentos más utilizados en España para evaluar el TDAH en niños y adolescentes. Incluye versiones para padres y profesores.
  2. Test de Conners Continuo de Rendimiento (Conners’ Continuous Performance Test, CPT II): Una prueba de atención que ayuda a evaluar el nivel de atención sostenida y control de impulsos.
  3. Escala de Magallanes de Atención Visual (EMAV): Específica para evaluar la atención visual en niños, esta prueba mide diferentes aspectos como la atención sostenida y la capacidad para detectar estímulos en un tiempo determinado.
  4. ADHD Rating Scale IV (ADHD-RS IV): Esta escala se basa en los criterios diagnósticos del DSM-IV y se utiliza para evaluar la frecuencia de los síntomas de TDAH en niños y adolescentes a través de informes de padres y maestros.
  5. Escala de Evaluación del Déficit de Atención con Hiperactividad (EDAH): Desarrollada en España, esta herramienta es utilizada principalmente por profesionales para evaluar los síntomas del TDAH en niños entre 6 y 12 años.
  6. Batería de Socialización (BAS-3): Aunque no es específica para el TDAH, esta batería evalúa aspectos del comportamiento social y emocional que pueden estar alterados en niños con TDAH.

La importancia de un enfoque multidisciplinario en el diagnóstico

Dada la complejidad del TDAH y su relación con otros trastornos, un acercamiento integral es crucial. La colaboración entre expertos de diferentes campos, como psicólogos, psiquiatras y educadores, mejora la precisión del diagnóstico.

Esta metodología multidisciplinaria ofrece una visión completa de los síntomas y posibles trastornos asociados. Además, facilita la formulación de un tratamiento personalizado. Este enfoque está diseñado para cubrir las necesidades únicas de cada paciente, ya sea niño o adulto.

infografía tdah

A continuación, prestaremos atención a las múltiples vías de tratamiento del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Un acercamiento abarcador es esencial, uniendo varios métodos para optimizar los resultados. Así, se busca mejorar la vida de aquellos que enfrentan esta condición.

Modificar el estilo de vida es un paso fundamental. Implica la creación de horarios fijos, una óptima higiene de sueño, elecciones alimenticias sanas y un ejercicio físico regular. Estos ajustes tienen el potencial de atenuar los signos del TDAH, incrementar la concentración y focalizar la atención.

Otra pieza clave son las estrategias conductuales. Incluyen establecer límites, elogiar comportamientos positivos y aplicar consecuencias lógicas. Los padres y cuidadores pueden adquirir herramientas específicas para lidiar con los desafíos que plantea el TDAH, mientras fomentan el autocontrol en los sujetos.

La terapia psicológica o terapia de conversación es poderosa, tanto para niños como para adultos con TDAH. Estas sesiones fortalecen el manejo emocional, la resiliencia y la autoestima. Permiten un cambio en el pensamiento y potencian habilidades de resolución de problemas de manera efectiva.

Los tratamientos farmacológicos son también una alternativa en determinados casos. Existen fármacos estimulantes y no estimulantes que pueden ayudar a menguar la hiperactividad, a mejorar la atención y a gestionar impulsos. Es vital trabajar de la mano con un profesional de la salud, buscando la solución más idónea y controlando posibles reacciones adversas.

Otros recursos y apoyos complementan estas estrategias. Los grupos de ayuda, por ejemplo, ofrecen un entorno de comprensión y sugerencias basadas en vivencias compartidas. Asimismo, la exploración de programas educativos especializados y la terapia ocupacional son opciones válidas para atender las necesidades individualizadas de quienes viven con TDAH.


Manejar el TDAH de manera efectiva es clave, tanto en la escuela como en casa. Garantiza el bienestar y éxito de los niños con este trastorno. Aquí, presentamos estrategias y ajustes que facilitan la enseñanza y convivencia. También ayudan a crear un entorno favorable.

Adaptaciones recomendadas para la enseñanza y la convivencia

En la escuela, hacer adaptaciones es fundamental para el éxito académico y social de los niños con TDAH. Estrategias útiles son:

  • Ofrecer apoyo individualizado: Un plan educativo a la medida del niño. Incluye instrucciones claras y explicaciones adicionales.
  • Utilizar técnicas de organización: Enseñar a usar agendas. Establecer rutinas y crear listas de tareas ayuda a la organización del tiempo.
  • Fomentar la participación activa: Permitir actividades prácticas y estimulantes. Esto ayuda a usar la energía de manera productiva.
  • Promover la comunicación efectiva: Mantener una comunicación abierta con padres y maestros. Compartir información es clave para mejorar el desarrollo del niño.
  • ✅ Proporcionar estructura y reglas claras: Establecer límites y normas claras es fundamental. Ayuda al niño a sentirse seguro y comprendido.
Estrategias para ayudar a los niños con TDAH en el aula
20 Estrategias para ayudar a los niños con TDAH en el aula

Creando un ambiente favorable para niños con TDAH

En casa, crear un ambiente que ayude al niño con TDAH es esencial. Algunas sugerencias son:

  • Establecer rutinas y horarios regulares: Ofrecer estructura y previsibilidad. Esto se logra con horarios fijos para comidas, tareas y diversión.
  • Crear un espacio de estudio adecuado: Una zona tranquila y sin distracciones es perfecta. Facilita la concentración durante las tareas escolares.
  • Facilitar el orden y la organización: Proveer sistemas de almacenamiento ayuda a mantener el orden. El niño podrá encontrar sus cosas fácilmente.
  • Fomentar la práctica de actividad física: Hacer ejercicio físico mejora la concentración. Además, permite al niño utilizar su energía de forma saludable.

Un entorno positivo, tanto en lo escolar como en casa, es crucial para el desarrollo del niño con TDAH. Al aplicar adaptaciones y ofrecer el apoyo necesario, se facilita su aprendizaje y bienestar emocional. Esto mejora su vida en todos los aspectos.

tdah, fichas déficit de atención
Fichas para trabajar el déficit de atención en niños

El papel de los padres es crítico en la vida de un niño con TDAH. Actúan como defensores y proveedores de cuidado esenciales. Ayudan a sus hijos a manejar este trastorno, marcando una diferencia profunda en sus vidas.

Los padres deben apoyar la autoestima y la autonomía de sus hijos con TDAH. Elogiar sus logros, por pequeños que sean, es clave. Esto, junto con recordarles su valía y sus cualidades, eleva su autoestima.

Es esencial que permitan a los niños desarrollar habilidades para gestionar el TDAH. Esto promueve su independencia y confianza. Aprenden a afrontar desafíos con seguridad en sí mismos, bajo el cuidado de sus padres.

Asimismo, el desarrollo de habilidades sociales y comunicativas es importante. Los padres pueden enseñar a sus hijos cómo interactuar exitosamente. Escuchar activamente, ser claros y respetuosos al comunicarse, y leer señales sociales son ejemplos de enseñanzas valiosas.

Estas habilidades les permiten construir relaciones saludables. Ayudan a superar obstáculos emocionales y sociales asociados con el TDAH. Así, los padres juegan un rol vital en el bienestar de sus hijos con este trastorno.


El trastorno por déficit de atención e hiperactividad persiste en muchas personas más allá de la niñez. Varios siguen lidiando con los retos del TDAH en su vida adulta. Descubriremos cómo el TDAH impacta a quienes lo padecen en etapas posteriores, detallando la transición desde la niñez hasta la adultez y su efecto en la cotidianidad.

Transición del TDAH infantil al adulto y su impacto en la vida diaria

El paso del TDAH de la infancia a la adultez plantea nuevos retos. Aunque algunos síntomas tienden a disminuir con el tiempo, otros siguen presentes influenciando el día a día.

Problemas como la falta de atención constante, impulsividad o desorden organizativo pueden dañar el rendimiento, tanto académico como laboral. Las carencias en manejo del tiempo y de prioridades, así como la tendencia a postergar, pueden menoscabar el éxito profesional, financiero, y las relaciones personales.

Además, hay una mayor incidencia en adultos con TDAH a padecer de otras condiciones, tales como trastornos del ánimo, ansiedad o adicciones. Estos padecimientos hacen que la vida sea aún más complicada y requiera de tratamientos más completos y específicos.

tdah adulto

Enfoques terapéuticos y apoyo para adultos con TDAH

Para tratar el TDAH en adultos, se emplean variadas terapias y formas de soporte. Estos mecanismos incluyen terapia cognitivo-conductual, medicamentos, orientación y adaptaciones del entorno, siguiendo el modelo de tratamiento infantil.

La terapia cognitivo-conductual provee a los adultos con TDAH de herramientas para gestionar su tiempo mejor, organizar sus tareas y controlar su impulsividad. También atiende problemas secundarios, como la depresión o la ansiedad.

En ocasiones, los profesionales recetan medicamentos, como estimulantes, para mejorar la atención y aliviar los síntomas del TDAH.

El acompañamiento por un coach especializado o un soporte personalizado resulta valioso. Ayuda a fomentar la autorregulación, fijar metas alcanzables y perfeccionar las habilidades organizativas y de planificación de la persona con TDAH.

Es vital que los adultos con TDAH busquen diversas ayudas. A través de apoyo psicológico, grupos de apoyo y la continuación de la educación relacionada a su trastorno, son herramientas clave para enfrentar los desafíos y alcanzar una vida plena.


El trastorno por déficit de atención e hiperactividad representa un reto para infantes y adultos. A lo largo de esta guía, hemos examinado sus síntomas, el proceso de diagnóstico y las terapias existentes. Identificamos los rasgos de falta de atención, hiperactividad e impulsividad, subrayando la necesidad de descartar otros posibles factores.

Enfatizamos un abordaje holístico en la gestión del TDAH. Esto incluye cambios en el estilo de vida, maneras de lidiar con los comportamientos, terapias y en ciertos casos, medicación. También miramos cómo el TDAH impacta en la rutina escolar y familiar, ofreciendo consejos para adaptar el entorno a las necesidades de los niños.

Para los padres, reconocer nuestro rol es esencial en el apoyo a personas con TDAH. Hablamos sobre impulsar su autoestima y habilidades de comunicación. Exploramos además cómo dicho trastorno perdura en la adultez, sugiriendo opciones de terapia y apoyo para los afectados.

La clave está en comprender, apoyar y gestionar efectivamente el TDAH. Gracias a esta guía, contamos con las herramientas necesarias para superar los desafíos. Nos preparamos para ayudar a nuestros seres queridos a lograr sus metas, maximizando así su bienestar y desarrollo.


© 2024 ▷ Escuela en la Nube ➡➤ [ Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH): Guía básica para padres ] Escuela de padres ✏️ Ángel Sánchez Fuentes | 👨‍🎓Docente y creador de blogs educativos @escuelaenlanube

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.