Qué hacer cuando mi hijo no quiere estudiar

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

En la actualidad la sociedad y en particular los padres esperan  buenos  resultados académicos de los estudiantes. Cuando los resultados no son los deseados se presentan problemas al interior de las familias, por lo general los padres se sienten frustrados y los niños tristes e incapaces, porque no fueron capaces de hacer que sus papas se sintieran orgullosos.

En algunas ocasiones el problema del bajo rendimiento académico se debe a que mi hijo no quiere estudiar y lo hace contra su voluntad, por lo que no le pone el empeño necesario.

Por qué mi hijo no quiere estudiar

Esta pregunta tiene muchas respuestas y es necesario averiguar  el porqué de la situación para poder ayudar a que los niños puedan crecer de forma integral, relacionándose con los demás compañeros y adquiriendo conocimientos de calidad. Entre las posibles causas por las que no quieran ir a estudiar se encuentra que tienen problemas con sus compañeros, con un profesor y tienen alguna enfermedad que nos les permite poner mucha atención.

Mi hijo no quiere estudiar dicen muchos padres a sus amigos, familiares, profesores etc, ante esta situación lo más indicado no es castigar física o psicológicamente a los niños, sino ayudarlos para que ellos cuenten lo que les está pasando, en caso que sea solo temor al cambio es apropiado que el padre le muestre todas las ventajas que tiene el ir a estudiar.

no quiere estudiar

Consejos para saber qué hacer cuando mi hijo no quiere estudiar

  1. Ser amigo y confidente  del niño para poder ayudarlo en aquellas  circunstancias negativas que le producen angustia e inseguridad.

  1. Recompensar su esfuerzo con un regalo que al niño le guste o con un paseo en familia, al final de la jornada académica.

  1. Motivar al niño o adolescente para que conozcan la importancia que tiene para la vida estudiar, esto se puede hacer con ejemplos de personas exitosas.

  1. Tener amigos que estudien, para que se identifique con ellos y desee hacer lo mismo.

  1. Establecer normas y horarios de estudio para que el niño se adecue a los espacios académicos desde muy pequeño.

  1.  Cuando les queda difícil hacer un trabajo es apropiado ayudarlos en todo lo que  está a nuestro alcance, la idea no es hacerles los trabajos, sino guiarlos y responder sus inquietudes.

  1. Cuando mi hijo no quiere estudiar es apropiado entablar una comunicación constante con los profesores, para saber por qué el niño no quiere asistir al lugar.

  1. En caso que no exista problema, sino que mi hijo no quiere estudiar por capricho es importante hacer vale la autoridad, decirle que todos los demás hijos cumplen con ir a estudiar y se sienten contentos y que él también lo debe hacer.

  1. Una buena forma para que los niños no sientan temor de ir a estudiar es que uno de los padres lo lleven hasta el lugar y le prometan que al terminar las clases lo va a recoger, de esta manera el pequeño no se siente abandonado.

  1. En caso de que mi hijo no quiere estudiar y se sigue rehusando sin importar todos los esfuerzos es necesario acudir al psicólogo y seguir al pie de la letra sus consejos.

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies