Las preguntas comprometidas de los niños y cómo afrontarlas

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Preguntas comprometidas de los niños. La edad más temida por los padres en relación a las preguntas incómodas de los niños, aparece alrededor de los 3 años de edad.  Esta etapa es también conocida como “la etapa de los porqués”. Así se da inicio a una época donde afloran a todas horas, en todo momento y en todo lugar las preguntas comprometidas de los niños.

Los “porqués” de los niños

Efectivamente los porqués de los niños pueden llegar a agotarnos pero, sin duda ellos necesitan de nuestras respuestas.

¿Porque preguntan tanto los niños a partir de los 3 años?

A partir de esta edad, la estructura psíquica del niño ya está suficientemente armada como para desprenderse de su entorno inmediato y empiezan a ver cómo funciona el mundo. Así, desean comprender absolutamente todo lo que observan. Su cerebro, que ya puede realizar ciertas conjeturas, empieza a establecer teorías de variadas cosas y por eso preguntan sin parar.

 

Preguntas comprometidas de los niños

  • La teoría “de dónde vienen los bebés”

Esta es, sin duda, una de las preguntas más engorrosas para todos los padres. ¿Cómo hacer frente a esta pregunta? En primer lugar, responde con calma. No necesitas (ni debes) contestar más allá de lo que tu hijo te está preguntando.

  • Las diferencias (genitales) entre niños y niñas

Muchos niños comienzan a preguntar sobre las diferencias entre el niño y la niña cuando miran a sus hermanitos desnudos. Así pueden observar que algunos tienen algo (el pene) mientras que otros no lo tienen. Al respecto diversas teorías encabezadas por el mismo psicoanálisis de Freud, permiten observar que, neurológicamente a esta edad los niños comienzan a tener una comprensión más amplia de su entorno. En otras palabras ellos empiezan a tener en cuenta su entorno y desean interaccionar con él. Así una de las primeras observaciones que harán es respecto al cuerpo humano y a sus diferencias. Ante una pregunta tan delicada como esta sugerimos responder hasta donde está preguntando el niño. No te explayes más allá.

Sugerencias para responder a los porqués de los niños

  • Evita responder sin ánimo
  • Es mejor que tu respuesta sea corta pero verdadera. Evita decir mentiras pues tu hijo tarde o temprano se dará cuenta y te resultará más complejo responder. 
  • No evadas su pregunta. Recuerda que el niño está construyendo un modo de ver la realidad a través de tus ojos. Evita lenguaje complejo o que el niño no entienda. Así te evitaras preguntas innecesarias. 
  • No pierdas la calma. Recuerda que es una etapa y como tal, también pasará. 
  • No evites responder ni te rías de sus preguntas. A veces podemos escuchar preguntas muy extrañas pero evita reírte de tu hijo pues él podría pensar que tú te estás riendo de él. 

A tener en cuenta…

Si un niño entre 2 y 4 años no realiza preguntas relacionadas a los “por qué” puede ser necesario que realices una consulta con un profesional para indagar al respecto. Recuerda que esta es una etapa biológica y, como tal, todo niño deberá atravesar por ella aunque es cierto que algunos preguntan más y otros menos, definitivamente todos los niños debes preguntar; es saludable para su estructura psíquica y crecimiento.

© Las preguntas comprometidas de los niños y cómo afrontarlas. Blog educativo Escuela en la nube

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies