Pautas para preparar el comienzo del curso escolar de los niños con TDAH

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Pautas para preparar el comienzo del curso escolar de los niños con TDAH

TDAH

Cada vez queda menos para que termine el verano y comience el nuevo curso escolar. En verano nos relajamos un poco más: hay menos rutinas, los horarios son menos estrictos, tenemos mucho tiempo libre….

La vuelta al colegio es sinónima de hacer nuevos amigos o rencontrarse con antiguos compañeros de clase. Sin embargo, ahora también toca adaptarse a la rutina escolar y volver a madrugar, estudiar o hacer los deberes.

Para que la vuelta al colegio o a la guardería se produzca de forma satisfactoria, necesitan un periodo de adaptación que normalmente dura unos días y sobre todo si tienen TDAH ya que les cuesta más volver a coger la rutina…

La organización, la estructura y la rutina son elementos clave en las vidas de los individuos con TDAH, porque cualquier cambio les altera más y les pone más nerviosos. Además, debido a que son muy descuidados y olvidadizos, necesitan realizar siempre las mismas rutinas para automatizar el proceso. Por eso, es fundamental el ir preparándoles para el comienzo del curso escolar.

Ofrecemos algunas pautas que pueden preparar a los niños para la vuelta al colegio:

– Evitar la ansiedad y escoger un momento para poder hablar con ellos sobre “la vuelta al cole”.En muchas ocasiones, enfrentarse al primer día de clase crea tensión y ansiedad en los escolares y, en algunos casos, también en sus padres, sobre todo cuando el estudiante asiste al colegio por primera vez, inicia un nuevo ciclo académico o cambia de colegio.

La angustia por la separación o la incertidumbre por encontrarse con nuevos profesores y compañeros se puede minimizar si los progenitores “transmiten a sus hijos un enfoque positivo de lo que representa la vuelta al cole”, tal como afirma la psicóloga infantil Esther Cuyás.

Esta especialista apunta que es muy importante la comunicación. Recuerda que para que la comunicación sea efectiva es fundamental utilizar un lenguaje que el niño pueda comprender, mantener una actitud de escucha, elegir el momento adecuado, utilizar frases cortas y mensajes claros, hablar siempre en positivo y asegurarnos siempre que ha comprendido el mensaje.

En esta conversación puedes hacer hincapié sobre la importancia de tener rutinas durante el año y de establecer un horario. Aprovecha también para hablar con tus hijos sobre la ansiedad que les produce el regreso a la escuela. Háblales de las ventajas que tiene el volver a estudiar, de lo mucho que van a aprender y a divertirse.

Los padres deben intentar explicar a los hijos de forma detallada qué se van a encontrar en sus primeros días de clase, repasar con ellos sus horarios y transmitirles tranquilidad y calma ante la nueva situación. Es relevante dejar que el escolar exponga sus miedos y sus temores e intentar dar respuesta a todas sus dudas.

Si inicia la etapa de educación infantil (de 0 a 6 años), los padres pueden comentarle unos días antes que pronto va a empezar el “cole”, como los niños mayores y empezar a adaptar sus horarios a los del centro educativo.  Llegado el momento es importante trasmitirle confianza para que se sienta seguro los primeros días de clase.

Les ayudará que les hablen de las actividades que realizarán y de los amigos nuevos que estarán en la misma situación que ellos. Incluso, si es posible, mostrarles el centro con anterioridad. Es importante que el primer día de colegio sean los padres quienes les acompañen. En  la despedida se les demostrara confianza y no alargarla en exceso. Del mismo modo, habrá que ser muy puntuales a la hora de la salida del centro.

– Recopilar información del centro. El colegio es el lugar donde los niños pasarán gran parte de su jornada diaria. Por este motivo, es esencial que los padres recopilen con antelación toda la información relativa al centro al que acudirán sus hijos.

Además de los datos básicos, como los horarios de apertura y cierre, la ubicación de los edificios o los teléfonos de contacto, los progenitores deben informarse de otros aspectos como la normativa del centro para las entradas y salidas o respecto a los uniformes o vestimenta de los alumnos, si deben llevar merienda y cómo debe ser o los servicios médicos que se prestan a los estudiantes.

– Informarse de  las actividades adicionales. La mayoría de los centros escolares ofrecen a los alumnos servicios complementarios a los estrictamente académicos. En algunos casos, están orientados a facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar de los progenitores, como las denominadas aulas matinales, que reciben a los alumnos por la mañana, antes de comenzar las clases, o los servicios de comedor escolar.

En ambos casos, es necesario obtener de forma previa la información relativa a las condiciones y coste de estos servicios para poder planificar con tiempo la agenda y el presupuesto familiar.

– Comprobar los transportes. Una vez que se conocen los horarios de entrada y salida del centro, es recomendable verificar el tiempo necesario para trasladarse desde el domicilio y evitar retrasos en los primeros días de clase.

Una buena idea es hacer una prueba del trayecto unos días antes, a la misma hora en la que está previsto, para que el cálculo se pueda hacer con las mismas condiciones de tráfico. Quienes opten por el autobús escolar deben confirmar los horarios de recogida y comprobar el tiempo de traslado hasta la parada. Es fundamental tener presente que los niños con TDAH  generalmente tardan más en prepararse que otros niños por lo que habrá que tenerlo en cuenta para planificar los horarios.

– Planificar las actividades extraescolares. La mayoría del alumnado de Primaria y Secundaria incluye en su agenda una o varias actividades extraescolares semanales. Los distintos estudios realizados sobre la repercusión de estas actividades en los alumnos indican que si están bien organizadas y estructuradas pueden beneficiar el rendimiento académico y favorecer el desarrollo de la madurez y de distintas competencias interpersonales y sociales.

Pero no debemos olvidar que necesitan también tener un tiempo de descanso y de ocio a lo largo del día. Contrariamente a lo que se piensa, no poner tener más actividades hará que se canse más; al contrario, lo que ocurrirá será que su activación aumente.

– Empezar a establecer de forma paulatina algunos horarios. Se les explicara que es para ir preparando para el nuevo curso escolar y las ventajas que esto supone, no será un castigo. Dependiendo de la edad del niño y del tiempo que quede para el comienzo del  nuevo curso, se adelantara más o menos tiempo. Por ejemplo, levantar a los niños a una hora razonable y adelantar la hora de acostarse.

Es preferible que poco a poco les vayamos adelantando la hora a la que tiene que acostarse y no el día antes hacerlo de golpe. En casa, por la mañana, los niños pueden aprovechar para ordenar su cuarto y ayudarte con algunas tareas de casa. Si les sobra tiempo, también pueden empezar a familiarizarse de nuevo con los libros, y aprovechar un ratito para leer.

– Comenzar a establecer  un horario. Lo recomendable es seguir teniendo un programa durante las vacaciones pero no siempre es posible. Para que el niño no  pase de estar con mucho tiempo libre a tener agendas más estrictas, se  irán  estableciendo pequeños horarios de estudio, de descanso, de juegos…

– Cambiar los hábitos alimenticios. Distintos estudios e investigaciones insisten en la relevancia de la alimentación en el rendimiento escolar. En los meses estivales, es frecuente que se cambien los hábitos alimenticios, por lo que al comienzo del curso se debe adoptar de nuevo una dieta equilibrada para estudiar. Un desayuno completo y bien planificado y un almuerzo variado y saludable son algunas de las recomendaciones de los especialistas en nutrición.

– Establece un límite gradual en el uso de las nuevas tecnologías (ordenador, videoconsolas…) Es normal que en verano estén más tiempo utilizándolos pero a medida que se acerca el curso les iremos acortando el tiempo.

Recuerda que es preferible que no utilicen ni el ordenador ni ninguna videoconsola antes de irse a dormir porque ello les sobrexcita más y no olvides saber en todo momento que utilidad hacen de los mismos. Los padres podemos ayudar a los niños a seleccionar juntos los programas o juegos más adecuados.

– Organiza su ambiente. Todos sabemos que los niños con TDAH necesitan que el ambiente que les rodea este muy ordenado y organizado. Podéis empezar entre los dos a crear un espacio libre de distracciones para su estudio y otro para el ocio. Almacenar y tirar los objetos viejos para dejar espacio suficiente para poner los nuevos, limpiar las habitaciones, y dejar  espacio para nuevos libros y materiales.

– Revisar cuales son los materiales que le sirven del año anterior y cuales va a necesitar este año.No lo dejéis para el último día y empezar ya a prepararlo. Aprovechar para intentar inculcárselo como el comienzo de algo bueno, intentar instaurarle ilusión. Recordar que los niños imitan  a sus padres y ellos van a llevar la situación como vosotros se la transmitáis.

– Acordar unos pequeños objetivos sobre el próximo curso. Esos objetivos se establecerán por escrito al igual que las recompensas si no se cumplen. Por ejemplo, preparar la mochila el día antes, hacer todos los deberes del fin de semana entre el viernes o el sábado por la mañana para así dejar el sábado tarde y domingo libre…

 

Si estas pautas se aplican con constancia podemos conseguir que la transición del verano al curso escolar sea satisfactoria.

Fuente: http://www.fundacioncadah.org

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies