Consecuencia de los padres y madres ausentes en los niños

Preocuparnos de todo lo que les pueda suceder a nuestros hijos no es tarea fácil, sobre todo para aquellos padres y madres que están muy atareados teniendo una jornada laboral completa y no puedan estar mucho tiempo con sus hijos. A pesar de que sea muy complicado para muchos de vosotros, quiero deciros que hay que intentar que nuestros pequeños tengan siempre apoyo de sus padres y madres para que puedan crecer felices con confianza.

 

Padres y madres ausentes

Es importante que estéis atentos de vuestros hijos, que les preguntéis a diario qué tal les va en el colegio, cómo se sienten, qué les apetece hacer o incluso preguntarles por sus inquietudes. En el caso de los padres y madres que no tienen opción de ver a sus hijos despertar por la mañana antes de ir al colegio o de llevarlos al colegio, resultando ser unos padres y madres ausentes, veremos que finalmente tendrán unas consecuencias negativas para el niño.

 

Las consecuencias negativas para los niños de padres y madres ausentes suelen ser tales como que tengan poca confianza en sí mismos. El vínculo entre sus padres y el hijo no estará muy afianzado, por tanto el niño tendrá una autoestima baja y no podrá confiar tanto en sí mismo y quizás en el futuro tendrá serios problemas a la hora de tomar decisiones.

 

Además, tendrán desconfianza en los demás ya que no han tenido apoyo en sus momentos más difíciles y se han sentido solos, con que no podrán confiar en nadie. Esto sin duda es un problema y es aconsejable evitar desde primer momento, siempre hay que establecer un vínculo de confianza entre los padres y  el hijo.

 

Muchos niños, debido a haber pasado malos momentos, sentirse solos porque no han tenido a su padre o madre en su día a día, han intentado llamar su atención teniendo malas conductas. Estos niños se dejarán llevar por impulsos que no saben controlar y por tanto cuando vemos su mal comportamiento porque están solos tenemos que reflexionar que algo no estamos haciendo bien y hablar con ellos para que sepan que tienen el apoyo de su padre o madre.

Cuando el niño no se arropa con cariño desde su infancia, se puede convertir en una persona menos sensible, más frío con todos y podrá tener serios problemas para controlar sus emociones y dificultad comunicativa en mostrar sus sentimientos.

El tener un padre o madre ausente podrá provocar tales consecuencias negativas en el niño, con frustraciones que se haga constantes dudas que no pueda resolver. Podrán sufrir tanto que su carácter se vuelva dubitativo e indeciso y no sepan actuar de forma correcta cuando tengan un problema.

A pesar de todos estos inconvenientes, hay veces que algunos niños incluso llegan a tener depresión. Os recomiendo que tengáis en cuenta que un niño siempre va a necesitar el apoyo de su padre o madre, su atención y cariño. Tenemos que ser consecuentes y evitar que tengan una mala infancia y que tengan problemas que realmente podemos solucionar a tiempo.

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.