¿Sabéis porque no es bueno levantar un castigo antes de que se cumpla?

Los castigos son la parte mas controvertida  de la educación de los niños, y es que pocas veces padre, madre y educadores, llegan a estar de acuerdo en cuanto lo que se debe y no se debe hacer a la hora de los castigos, es probable que en lo único que todos están de acuerdo –  si no es así, debería serlo- es que el castigo físico debe ser eliminado por completo.

Lo que se busca con un castigo, es que los pequeños realmente aprendan algo de él, y no vuelvan a realizar determinada conducta y además que aprendan a hacerse responsable por las cosas que hacen.

levantar un castigo

¿Levantar un castigo o no?

Una de las grandes dudas que surgen alrededor de los castigos, es si debemos o no levantarlos una vez se han impuesto, y la respuesta rotunda y definitiva es no.

No se trata de que seáis completamente rígidos, sino, que para conseguir que el castigo sea verdaderamente educativo, debéis imponerlo con seriedad, pero si imponéis un castigo y al poco tiempo lo levantáis, entonces el niño se dará cuenta que no es serio y probablemente no aprenderá nada ello.

Levantar un castigo es en realidad una mala idea, pues le estáis enviando mensajes equivocados al pequeño, y eso es algo que no debe suceder.

[Tweet "5 Pautas para que no tengáis que levantar un castigo”]

Algunas de las razones por las que probablemente pensáis en levantar el castigo que has impuesto, es que sintáis que este ha sido demasiado fuerte, o demasiado largo para la falta que el pequeño ha cometido, es por eso que para que no tengáis que pasar por esa situación, al momento de colocar el castigo, seáis bastante razonable y te toméis las cosas con calma.

  1. Primero que todo debéis tomarte las cosas con calma, cuando el niño haga algo por lo que deba ser castigado, no actúes sin pensar, pues podéis decir cosas hirientes y además podéis colocar un castigo de que después te arrepientas.
  2. Dile al niño el motivo por cual lo vais a castigar, el de tener claras las razones.
  3. Cuando estéis pensando en el castigo que impondréis, debes ser racional, pues el castigo debe ser proporcional a la acción que el niño realizo, y además debe estar relacionado con dicha acción.
  4. Debéis dejar clara la duración del castigo, este punto es muy importante, pues no debéis levantar el castigo, este siempre debe cumplirse.
  5. El castigo debe colocarse cuanto antes, no debéis esperar a que pasen días para imponerlo, pues la relación acción – castigo puede perderse y podéis perder el aprendizaje que este le deje al pequeño.

Es muy importante que coloquéis castigos racionales, relacionados con la acción, que sean cuanto antes, que el pequeño conozca la razón por el que se castigará, y sobre todo, que este castigo no sea levantado para que pueda mostrarse la seriedad y la importancia de que las cosas se hagan bien, de esa forma el pequeño entenderá que todo lo que hace tiene consecuencias.

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies