Tipos de estimulación temprana en el bebé

Para que una estimulación temprana sea global, es necesario que al bebé se le incite a nivel cognitivo, motriz, del lenguaje, social, emocional y visual. Por esta razón hoy abordaremos ejercicios específicos para cada aspecto a fin de lograr un tipo de estimulación temprana global que se puede realizar en el hogar.

Un ejercicio completo para estimular tempranamente es un baile donde él tenga que realizar una coordinación del cuerpo y la mente con la música. De este modo, el niño fomenta una estimulación de coordinación, equilibrio y cognitiva. Veamos, a continuación.

 

Tipos de estimulación temprana en el bebé.


Estimulación visual

Un bebé recién nacido fija la vista solamente a 20 cm. Posterior y paulatinamente irá incrementando,con el paso de los días y meses, su visión. Además es preferible utilizar colores intensos. En cuanto a  los juegos, se benefician de aquellos donde ellos tengan que seguir un objeto (puede ser un dedo) en un recorrido visual desde un punto hasta otro. Esto estimula la coordinación del ojo y facilita la lectura posterior en el niño así como también ayuda para que él aprenda a enfocar tanto cerca como lejos.

 

Estimulación auditiva

Un bebé necesita escuchar diferentes sonidos (sonidos agudos y graves, suaves y otros un poco más fuertes) en distintos puntos del cuarto. De esta manera, favorecerá no solo la distinción de los mismos, sino también estimula su equilibrio puesto que se relaciona íntimamente con éste.

En cuanto al crecimiento cognitivo en relación a la estimulación auditiva, se cree que la música clásica ayuda a formar mayor cantidad de conexiones entre las neuronas de los hemisferios del cerebro.

 

Estimulación olfativa

Este es el primer sentido que el niño desarrolla (o trae consigo más desarrollado) al momento del nacimiento. Es, mediante este, que un niño reconoce a su mamá (así como también al estar cerca de ella la reconoce por el sonido de los latidos de su corazón). Por tanto, esta estimulación también resulta ser muy eficiente.

Para estimular a nivel olfativo a un niño bastará con que le ofrezcamos diferentes olores (una fruta cítrica, un perfume, el aroma de una comida recién preparada, etc) a fin de poder estimular este sentido. Es preferible no estimular con más de 3 aromas diferentes al mismo tiempo puesto que podría generar confusión. Para volver a establecer una estimulación, debemos aguardar al menos 1 hora.

 

Estimulación táctil

Debido a que existen múltiples terminaciones nerviosas en la planta del pie y de las manos, es posible estimular afectivamente mediante el tacto a un bebé. Esto se consigue mediante diferentes masajes en las piernas, pies y brazos del bebé así como también en su espalda. También es posible estimular el tacto usando diferentes texturas: por ejemplo un día se pueden realizar masajes con aceite y otro día se hacen masajes con cremas.

También, al tocar diferentes texturas el niño incorpora en su psiquis el tipo de material que está tocando.

 

Estimulación del lenguaje

Para que un niño se sienta estimulado desde el nacimiento (y siente las bases para una correcta adquisición del lenguaje, siempre y cuando no haya ninguna patología) es necesario hablarle en diferentes tonos, con diferentes timbres (no todos al mismo tiempo, claro está). También llamarlo por su nombre de manera amorosa y con tono dulce.

Otra forma es contarle todo lo que hace un adulto para que, poco a poco, vaya incorporando mayor cantidad de palabras en su léxico (a nivel mental).

Este tipo de estimulación se da naturalmente cuando los bebés tienen hermanitos mayores que les enseñan a hablar y a los que escuchan más que a los adultos (en este aspecto). Es, por esta razón, que los niños con hermanos mayores aprenden a hablar más rápidamente que los niños primerizos.

 

Estimulación cognitiva

Todo lo que hemos dicho anteriormente sirve para estimular su cerebro. Pero para añadir algo más agregaremos lo siguiente:

Estimulamos a un bebé cognitivamente cuando dejamos que él recoja un juguete que se ha caído, cuando permitimos que descubra un objeto (previamente cubierto por una sábana por nosotros) con sus propias manos para que entienda que está ahí abajo y no ha desaparecido, cuando ponemos una manta o lona y colocamos objetos arriba de ésta con el objetivo de que el niño comprenda (cerca de los 24 meses) que tirando de la misma, los objetos se acercarán.

 

Estimulación social

Un tipo de estimulación social que se puede hacer a un bebé desde el momento del nacimiento y hasta los 2 años es usando un espejo con el objetivo de que él se reconozca, juegue e interactúe con el “sujeto del espejo”. Esto permite, además de reconocer en el espejo a ese otro (que es él mismo), poder establecer una unidad de su persona (lo cual es muy importante para la constitución futura de su personalidad).

Otra manera de estimular a un niño socialmente es usando títeres con diferentes voces o melodías donde él pueda participar moviendo su cuerpo, sus manos o pies.

 

Estimulación motora

A nivel del desarrollo motor, lo primero que se debe estimular es la capacidad para que el bebé sostenga la cabeza. Para lograr esto, la postura ideal es cuando el niño está boca abajo e intentamos con música o palabras, ayudarle para que levante su cabeza.

En cuanto a sus piernas podemos estimularle con masajes pero también ayudándole a pararse (aunque solo tenga 6 meses) y sosteniéndolo para que él comience a tener una noción y dominio de sus piernas.

En relación con la estimulación motora gruesa de sus brazos, ofreciéndoles objetos diferentes (en cuanto a tamaño y peso) el niño comenzará a reconocer cuándo necesita mayor o menor fuerza para sujetar los mismos.

Para estimular la motricidad fina, un bebé puede ser incitado si le brindamos lápices, témperas (para que pinte con sus dedos) o algún tipo de masa (plastilina comestible casera, por ejemplo) para que reconozca los diferentes tipos de trazo en función del material brindado así como también el tipo de presión que debe ejercer en cada caso.

 

© 2018 Estimulación temprana en el bebé | Blog educativo Escuela en la Nube

Tipos de estimulación temprana en el bebé
4.5 (90%) 4 votes

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies