¿Es bueno llamar la atención a nuestros hijos o hacer la vista gorda?

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Estoy agotada de llamar la atención a mi hijo, lo tengo que hacer muchas veces y por conductas diferentes ¿Qué puedo hacer en mi caso?

Las llamadas de atención son una medida útil, pero no podemos abusar de ellas porque su efectividad es limitada. Lo que debe de hacer es lo siguiente:

1º. Piense si de verdad los comportamientos necesitan que le llame la atención, es decir si lo que le exige es posible. Algunos padres pretenden que su hijo de 6 años pase toda una tarde tranquilo en una misma habitación: eso es imposible ( o muy difícil)

2º. Reduzca las llamadas de atención por un mismo motivo. Si le dice a su hijo que deje de hacer algo, no se lo diga más de dos veces; si continúa haciéndolo no le llame más la atención, adopte otra medida: tiempo fuera, retirada de privilegios…

3º. Exíjale unas normas al niño y adopte medidas si no las cumple.

4º. Si su hijo es muy inquieto manténgalo entretenido, cámbiele frecuentemente de actividad.

5º. Cuando no pueda más haga la vista gorda, salvo para comportamientos muy graves.

Llamar la atención

A veces es bueno hacer la vista gorda con nuestros hijos

Si tuviera que adoptar medidas cada vez que mi hijo se porta mal, no pararía en todo el día, por eso hago la vista gorda ¿Hago bien? 

Hacer la vista gorda es necesario en ocasiones y hasta recomendable para mantener un cierto equilibrio psicológico, porque efectivamente los niños pueden llegar a ser inagotables. Le aconsejamos mejor lo siguiente:

1º. Centre su intervención y su atención en determinados comportamientos, incluso puede empezar por uno solo.

2º. Trátelo de manera sistemática: enséñele lo que tiene que hacer, elógielo cuando lo haga, dele buen ejemplo y adopte las medidas de disciplina cuando no lo cumpla, pero solo con el comportamiento que esté tratando.

3º. Para el resto de conductas utilice especialmente las llamadas de atención y reprimendas. Casi siempre ocurre que al  mejorar una conducta, mejora todo el comportamiento del niño, porque también mejoramos nuestra forma de educar.

Jesús Jarque

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Un comentario sobre “¿Es bueno llamar la atención a nuestros hijos o hacer la vista gorda?

  • el 26 enero, 2014 a las 14:35
    Permalink

    Muy cierto, hay que tener en cuenta la edad cronólogica y mental de un niño antes de proceder a limitaciones. Los niños necesitan de estimulos para obtener una respuesta favorrables de ellos.
    Los niños muy pequeños necesitan se aburren por eso llaman seguido la atención, necesitan que los escuchen, los mimen, y les den tareas acorde a su edad.
    Y si es muy inquieto está pidiendo a gripos que lo lleven a realizar algún deporte…
    cristina Revuelta

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies