6 beneficios de enseñarle fotografía a tus hijos

aprender fotografía

Promover y estimular el aprendizaje de la fotografía en los niños tiene beneficios en varios ámbitos. No se trata solo de una actividad entretenida, sino que les permite desarrollar diversas habilidades, ganar conocimiento técnico y fomenta su creatividad.

Sin duda, el aprendizaje de la fotografía se ha convertido en algo muy intuitivo para las generaciones más jóvenes gracias a las diversas posibilidades que ofrecen los dispositivos móviles y las aplicaciones para editar fotos. Sin embargo, estás aplicaciones suelen ofrecer filtros y otras herramientas para trabajar más el tratamiento final de la imagen, no su composición inicial.

En cambio, lo que te proponemos en este artículo es que tus hijos aprendan fotografía desde la concepción de la toma y cuidando de todos los detalles para obtener una imagen especial.

Aprender foto puede ser algo lúdico, como un proyecto divertido para crear un fotolibro, una revista o una serie de impresiones artísticas perfectas para un regalo navideño, o del día de la madre o del padre.


6 beneficios de la fotografía para los niños:

1-  Estimula la atención

Promueve que los niños se enfoquen en los detalles, planifiquen qué quieren destacar de una escena y observen todos los elementos que la componen (objetos, personajes, luz…).

2-  Fomenta la paciencia y la práctica

La fotografía requiere de mucha práctica y paciencia. Paciencia para conseguir la toma deseada o una imagen que sorprenda y supere las expectativas. Práctica porque es un arte y un oficio que se aprende a través del ensayo y error. Hay que ir probando diferentes configuraciones de la cámara, encuadres, luces y composiciones de la escena.

3-  Presenta la perspectiva

Entender qué es la perspectiva no solo es una habilidad que les ayudará a la hora de diseñar, dibujar o fotografiar, sino que les permitirá empezar a entender mejor las dimensiones de las cosas y las distancias.

4-  Ayuda en la narrativa

La fotografía es un vehículo narrativo. Las fotos componen historias, ya sean planeadas o involuntarias. Al estudiar fotografía, tus hijos tendrán que pensar en la historia que quieren contar. Esto les permite a los niños aprender qué elementos hacen parte de la escena y cómo pueden usarlos para crear su propio mundo, lo que también te ayudará a entender mejor sus motivaciones y desafíos.

5-  Cuestiona su punto de vista

Uno de los grandes descubrimientos al fotografiar es ver cómo cambia nuestra interpretación del mundo al cambiar nuestro punto de vista. Una imagen cambia mucho si la tomamos a la altura de nuestros ojos o si la tomamos tumbados en el suelo mirando hacia arriba.

6-  Promueve el cuidado

Una de las primeras lecciones al estudiar fotografía es que debes cuidar con mimo tu equipo, es decir, tu cámara, sus objetivos y otros accesorios. Esto crea rutinas de cuidado en los niños que aprenden también a valorar su equipo y su utilidad.

Eso sí, lo ideal es que tus hijos empiecen sus aventuras fotográficas con un equipo simple y resistente. No deben sentir demasiada presión a la hora de manipular la cámara. Recuerda que también es un juego y deben estar en confianza.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.