Dislexia y psicomotricidad: qué son, cómo se relacionan y cómo tratarlas

dislexia y psicomotricidad

La relación entre «Dislexia y psicomotricidad» es fundamental en el enfoque integral para abordar los desafíos asociados con trastornos del aprendizaje. La dislexia, conocida por dificultar la capacidad de leer, interpretar palabras, letras y otros símbolos, no afecta la inteligencia general, pero sí puede influir en ciertas habilidades motoras. Por otro lado, la psicomotricidad se refiere a la conexión entre el movimiento físico y la cognición, jugando un papel crucial en cómo los niños aprenden y se desarrollan en entornos educativos y sociales.

Estas dos áreas se entrelazan cuando se trata de estrategias terapéuticas y educativas. Un enfoque combinado que abarque tanto la dislexia como la psicomotricidad puede ofrecer herramientas esenciales para ayudar a los niños a superar obstáculos en su aprendizaje y coordinación.

Al entender cómo se complementan y potencian mutuamente estas disciplinas, padres, educadores y terapeutas pueden implementar métodos más efectivos para apoyar el desarrollo integral de los niños.

📣 Te invitamos a leer nuestro artículo detallado para explorar más sobre cómo esta sinergia puede ser una clave transformadora en la educación y el bienestar de los niños con dislexia.

¿Qué es la dislexia?


La dislexia es un trastorno específico del aprendizaje, caracterizado por dificultades en la precisión y/o fluidez en el reconocimiento de palabras, así como por pobres habilidades de ortografía y decodificación. Estas dificultades típicamente resultan de un déficit en el componente fonológico del lenguaje, a menudo inesperado en relación con otras habilidades cognitivas.

Causas de la dislexia

Las causas de la dislexia son variadas y pueden incluir factores genéticos y ambientales. Entre ellos, destacamos:

  • Factores genéticos: Se ha demostrado que la dislexia puede tener un componente hereditario. Si uno de los padres presenta dislexia, existe una probabilidad mayor de que el niño también la tenga.
  • Desarrollo cerebral: Diferencias en la forma y función de ciertas áreas del cerebro, especialmente aquellas relacionadas con el lenguaje, pueden estar vinculadas con la dislexia.
  • Factores prenatales y perinatales: Complicaciones durante el embarazo o el parto, uso de sustancias, infecciones prenatales, prematuridad o bajo peso al nacer también se asocian con un riesgo aumentado.

Síntomas de la dislexia

Los síntomas de la dislexia pueden variar según la edad y severidad del trastorno. Sin embargo, algunos signos comunes incluyen:

Síntomas cognitivos

  • Dificultades en el reconocimiento de palabras escritas, a menudo confundiéndolas por otras similares.
  • Problemas con la ortografía.
  • Dificultades para entender y procesar sonidos y secuencias fonéticas.
  • Problemas de memoria a corto plazo, como recordar secuencias de números.

Síntomas conductuales

  • Evitación de actividades que requieran lectura.
  • Dificultades en seguir secuencias complejas de instrucciones.
  • Frustración o ansiedad durante la lectura, visible en la resistencia a participar en esta actividad.

Síntomas emocionales

  • Baja autoestima relacionada con la dificultad en la lectura.
  • Sentimientos de vergüenza frente a sus pares.
  • Frustración o desánimo, especialmente si la dislexia no ha sido identificada o entendida por quienes rodean al individuo.

Diagnóstico de la dislexia

El diagnóstico de la dislexia es un proceso exhaustivo que involucra varios pasos clave:

  1. Evaluación inicial: Revisión de la historia académica y personal, identificando dificultades específicas en la lectura y el contexto educativo del individuo.
  2. Pruebas estandarizadas: Uso de tests específicos para analizar habilidades de lectura y comprensión, comparándolas con estándares promedio.
  3. Evaluación cognitiva: Examen de habilidades cognitivas generales para descartar otras condiciones que podrían estar afectando la capacidad de lectura.
  4. Análisis del proceso de lectura: Observación directa de los patrones de lectura y errores comunes, buscando indicadores específicos de dislexia.
  5. Consulta con profesionales: Discusión y revisión de los hallazgos por un equipo de expertos para confirmar un diagnóstico de dislexia.

¿Qué es la psicomotricidad?

La psicomotricidad es una disciplina que, integrando las interacciones cognitivas, emocionales, simbólicas y sensoriomotrices en la capacidad de ser y actuar en un contexto psicosocial, contribuye al desarrollo integral de la persona. Esta práctica se basa en la premisa de que el movimiento corporal refleja y afecta el estado mental y emocional del individuo.

Áreas de la psicomotricidad

Dentro de la psicomotricidad, distinguimos varias áreas clave, cada una enfocada en diferentes aspectos del movimiento y la coordinación.

  • Psicomotricidad fina: Esta área se centra en los movimientos precisos y coordinados que requieren una gran destreza y control muscular, como:
    • Agarrar pequeños objetos.
    • Abrocharse la ropa.
    • Escribir o dibujar.
  • Psicomotricidad gruesa: Involucra habilidades que requieren movimientos amplios y generales del cuerpo, incluyendo:
    • Saltar.
    • Correr.
    • Lanzar objetos.
  • Psicomotricidad global: Esta dimensión abarca la coordinación general del cuerpo y el equilibrio, esencial para:
    • Mantener la postura.
    • Navegar espacios físicos.
    • Coordinar movimientos simultáneos.

Beneficios de la psicomotricidad

La psicomotricidad ofrece múltiples beneficios que trascienden el movimiento físico, tales como:

  • Desarrollo cognitivo: Mejora la percepción espacial, la resolución de problemas y la creatividad.
  • Crecimiento emocional: Fomenta la confianza en sí mismo, la autoestima y la capacidad para gestionar emociones.
  • Socialización: Refuerza las habilidades sociales, la cooperación y la empatía.
  • Coordinación y control: Potencia la habilidad para manejar y controlar los movimientos del cuerpo, esencial en todas las etapas de la vida.
Incorporar la psicomotricidad en la educación y el cuidado de los niños es fundamental. No solo mejora su desarrollo físico, sino que también construye una base sólida para su bienestar emocional y social. Al entender y apoyar la importancia de la psicomotricidad, contribuimos significativamente al desarrollo saludable y equilibrado de los individuos.
Psicomotricidad
Fichas de animales para trabajar la psicomotricidad con los niños

 


Relación entre dislexia y psicomotricidad

La relación entre la dislexia y la psicomotricidad es profunda y bidireccional, influyendo significativamente en cómo los niños aprenden, perciben y interactúan con su entorno.

Cómo afecta la dislexia a la psicomotricidad

En casos donde la dislexia se relaciona con la psicomotricidad se pueden ver los siguientes síntomas:

  • Problemas para colocar adecuadamente las pausas en el lenguaje oral.
  • Falta de equilibrio en el niño. Movimientos toscos o bruscos. Le cuesta mantenerse sobre un pie o saltar, caminar sobre una línea o montar una bicicleta.
  • Existe un conocimiento pobre del esquema corporal.

Hacia la edad de los 7 y 8 años el niño presenta:

  • Inmadurez psicomotriz.
  • Torpeza parcial o generalizada.
  • Escaso tono muscular o excesivo.
  • Respiración irregular.
  • Falta de ritmo.

Cómo ayuda la psicomotricidad a la dislexia

La terapia de psicomotricidad puede ser un complemento valioso en el tratamiento de la dislexia, ya que:

  • Mejora la coordinación motora: A través de ejercicios y actividades específicas, se potencian las habilidades motoras finas y gruesas, fundamentales para la escritura y otras tareas académicas.
  • Fortalece la percepción espacial: Juegos y ejercicios que requieren pensar en el espacio y en cómo los objetos se relacionan entre sí pueden mejorar la lectura y la comprensión.
  • Aumenta la autoestima: Al superar desafíos y mejorar en habilidades específicas, los niños ganan confianza, lo que a su vez afecta positivamente su aprendizaje académico.
  • Fomenta la concentración: Muchas actividades psicomotoras requieren un enfoque sostenido, lo que ayuda a los niños a aprender a concentrarse durante períodos más prolongados.
Incorporar la psicomotricidad en el plan de tratamiento de un niño con dislexia ofrece una oportunidad para abordar los desafíos desde varios frentes, creando un enfoque holístico que considera al niño en su totalidad.

dislexia y psicomotricidad


Tratamiento de la dislexia desde la psicomotricidad

Abordar la dislexia desde la psicomotricidad implica una estrategia holística que no solo se centra en las dificultades de lectura y escritura, sino también en cómo el movimiento y la percepción afectan estas habilidades.

Objetivos del tratamiento psicomotor

El tratamiento psicomotor para la dislexia persigue varios objetivos esenciales, todos orientados a mejorar la calidad de vida y el rendimiento académico del niño:

  • Mejorar la coordinación y el equilibrio: Fundamental para realizar actividades diarias y académicas con mayor eficacia.
  • Potenciar la concentración: Esencial para seguir instrucciones y completar tareas.
  • Fomentar la organización espacial y temporal: Crucial para la lectura y la escritura, así como para la estructuración de actividades diarias.
  • Desarrollar la autoestima: Al superar desafíos y lograr metas, el niño se siente más competente y seguro.

Actividades del tratamiento psicomotor

Dentro del tratamiento, se proponen diversas actividades, cada una destinada a trabajar aspectos específicos que suelen ser desafiantes para los niños con dislexia.

 Actividades de equilibrio

  • Caminar sobre líneas rectas o curvas dibujadas en el suelo.
  • Practicar la postura en un pie, alternando con los ojos cerrados.
  • Ejercicios en superficies inestables como cojines o tablas de equilibrio.

Actividades de coordinación

  • Atrapar y lanzar pelotas de diferentes tamaños y pesos.
  • Ejercicios de seguimiento de ritmos con palmadas o pasos.
  • Práctica de secuencias de movimientos, como simulacros de escalada.

Actividades de ritmo

  • Bailar siguiendo el ritmo de la música.
  • Caminar o correr a diferentes velocidades según las señales auditivas.
  • Participar en juegos grupales que requieran sincronización, como saltar la cuerda.

Actividades de orientación espacial y temporal

  • Montar puzzles que requieran reconocimiento de formas y espacios.
  • Crear mapas o modelos tridimensionales para explorar espacios físicos.
  • Juegos de memoria que impliquen secuenciar eventos o acciones.
Cada una de estas actividades está diseñada para abordar los desafíos únicos que enfrentan los niños con dislexia, ofreciendo una forma de aprendizaje más dinámica y física. Al integrar estas prácticas en el plan de tratamiento, estamos adoptando un enfoque que considera al niño en su totalidad, promoviendo un desarrollo más armónico y equilibrado.

Consejos para padres y educadores de niños con dislexia

Cuando se trata de apoyar a niños con dislexia, la comprensión, la intervención temprana y el apoyo continuo son fundamentales. Aquí ofrecemos consejos esenciales para padres y educadores.

Cómo detectar la dislexia a tiempo

La detección temprana de la dislexia es crucial para el desarrollo del niño. Esté atento a:

  • Dificultades en el habla: Retrasos en el desarrollo del habla pueden ser una señal temprana.
  • Problemas con las rimas: Dificultades para reconocer rimas o aliteración en palabras.
  • Desafíos en la escritura o lectura: Incluyen la confusión de letras o palabras y problemas para seguir patrones de texto.
  • Dificultades en la coordinación: Torpeza o problemas con actividades que requieren coordinación mano-ojo.

Reconocer estos signos permite una intervención temprana, crucial para el éxito educativo a largo plazo.

Cómo estimular la psicomotricidad en casa y en el aula

Fomentar la psicomotricidad es esencial en el manejo de la dislexia. Aquí hay algunas estrategias:

  • Actividades manuales: Como dibujar, pintar, o usar tijeras, que ayudan a mejorar la motricidad fina.
  • Juegos de equilibrio: Tales como andar en bicicleta, patinar o actividades en barras de equilibrio.
  • Ejercicios de ritmo: Clases de baile, tocar instrumentos o cantar para mejorar la coordinación y el sentido del ritmo.
  • Tareas domésticas: Involucrar a los niños en tareas como poner la mesa o atarse los zapatos fomenta la responsabilidad y la coordinación.

Cómo apoyar emocionalmente al niño con dislexia

El apoyo emocional es un pilar en el tratamiento de la dislexia.

  • Fomentar la autoestima: Celebre los éxitos y minimice los fracasos. Haga que se sientan valorados más allá de sus habilidades académicas.
  • Proporcionar apoyo académico: Ofrezca herramientas y recursos, como tiempo extra en exámenes o material de lectura especializado.
  • Crear un ambiente seguro: Un entorno donde se sientan cómodos para expresar sus dificultades y logros.
  • Comunicación constante: Hable con ellos sobre sus desafíos y éxitos, mostrando su incondicional apoyo.
Al seguir estos consejos, padres y educadores pueden desempeñar un papel activo en el bienestar y el progreso de los niños con dislexia, asegurando que reciban el apoyo necesario para prosperar tanto en el ámbito académico como en el personal.

Disgrafía, dislexia y psicomotricidad

En muchas ocasiones, la dislexia no solo se encuentra en la construcción de las palabras al leerlas sino que también existe algún síntoma periférico, es decir, relacionado con una alteración en su producción lectora. En estos casos, la dislexia está asociada con la dispraxia, la dificultad en la escritura sin problemas intelectuales y con un entorno sociocultural  estimulante.

dispraxia
Dispraxia: 11 Actividades y juegos para trabajar la dispraxia

 

Es en casos como este, donde la disgrafía y la dislexia se encuentran asociados (lo cual es muy frecuente) que se puede presentar una problema relacionado con la psicomotricidad de modo más notable.

disgrafía
La Disgrafía: Dificultades en la escritura.

Otros artículos sobre dislexia que te pueden interesar


© 2023 ▷ Escuela en la Nube ➡➤  [ Dislexia y psicomotricidad: qué son, cómo se relacionan y cómo tratarlas ] Escuela de padres ✏️ Ángel Sánchez Fuentes | 👨‍🎓Docente y creador de blogs educativos @escuelaenlanube

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.