Comenzar en Educación Infantil, por Jesús Jarque

Educación infantil

1. ES UNA ETAPA EDUCATIVA
– La educación infantil es una etapa que aunque no es obligatoria, sin embargo, escolariza a la mayoría de los niños y niñas de 3 años.
– Tiene fundamentalmente una función educativa, no es un lugar para que el niño sea atendido mientras la familia trabaja, sino que se trata de una institución educativa.
– La finalidad principal es desarrollar competencias básicas en estas edades, como la comunicación, la psicomotricidad, el desarrollo cognitivo, las relaciones sociales y la adquisición de hábitos. Aunque aprenderán otras cosas, estas son las prioritarias en este periodo.

2. EL PERIODO DE ADAPTACIÓN
– Durante las primeras semanas sus hijos tendrán un periodo de adaptación. Por ello, la mayoría de los centros establecen un horario en el que su hijo o hija comienza asistiendo periodos muy breves de tiempo a la escuela.
– Cada centro organiza este periodo a su manera, pero tiene como finalidad facilitar la adaptación del niño a esta realidad muy novedosa para él y a estar separado de sus padres.
3. PROFESIONALES DE LA EDUCACIÓN
– Los maestros y maestras de Educación Infantil son profesionales de la Educación.
– Han realizado estudios universitarios que los cualifican para ello y en muchos casos, han tenido que superar pruebas y exámenes para acceder a esta plaza.
– Por ello, su opinión, los consejos y orientaciones que les faciliten deben tener para ustedes un peso muy relevante: viene de un profesional especializado y no pueden equipararlos a la opinión de amigos y familiares que no son expertos.
4. RESPETAR LAS NORMAS
– Consideren que su hijo o hija no está solo. En su aula y en el centro hay muchos más niños y por ello, es necesario establecer unas normas.
– Respete los horarios, las normas de entrada y salida, las que se establezcan respecto a la ropa que deben traer o al material.
– Además, el respeto de las normas será un ejemplo positivo para su hijo o hija.

5. POTENCIAR HÁBITOS
– La asistencia a la escuela puede ser un momento privilegiado para que la familia potencie desde el hogar una serie de hábitos adecuados.
– Es un buen momento para mejorar los hábitos de alimentación, de sueño, de autonomía personal y su comportamiento en general.
6. RELACIÓN FAMILIA ESCUELA
– La escuela colabora con la familia en su labor educativa.
– Le animamos a mantener una buena y fluida relación con los educadores y profesionales de la escuela.
– El tutor o tutora de su hijo debe ser la persona de referencia. Como mínimo debería mantener una entrevista trimestral para informarse de la evolución de su hijo y si fuera necesario, adoptar juntos las medidas necesarias.
– En la mayoría de los centros existe un orientador/a. Es un profesional especializado que también les puede asesorar en su labor educativa.
7. APORTAR INFORMACIÓN RELEVANTE
– Por último, es necesario que informe a los educadores del centro de aquellos aspectos de su hijo o hija que pueden ser relevantes en el contexto escolar.
– Se trata de informar de alergias, problemas de salud, intolerancias alimenticias o necesidades educativas especiales.
– Si fuera necesario, tiene la obligación de informar de situaciones legales de custodia y patria potestad, para que el centro adopte las medidas oportunas

Fuente: Familia y Cole de Jesús Jarque

Si quieres descargar el folleto, hazlo aquí

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.