Aprender inglés estudiando la ESO en un país extranjero

aprender ingles

Hoy día existen numerosas formas de incitar a que nuestros hijos aprender inglés o cualquier otro idioma que pueda ayudarle en su futuro laboral.

Existen aplicaciones móviles, academias de inglés, películas y series subtituladas, charlas con personas extranjeras, etc… Y ahora se une una forma que hace unos años podría parecer impensable, cursar la ESO en el extranjero.


¿Por qué los padres están usando esta opción?

Los padres se están dando cuenta de que los mejores puestos laborales son aquellos en los cuales se necesita el inglés, y sin duda vivir en el extranjero es la mejor opción para aprender un idioma, esto unido a que la mejor edad para aprenderlo es en edades tempranas, donde la capacidad de absorber conocimiento se multiplica, hacen que esta opción esté siendo muy atractiva.

Cuesta mucho romper el vínculo padre-hijo en edades de entre 14 y 16 años, pero sin duda les vendrá fenomenal de cara a la madurez y una mejor entrada a la edad adulta.

Hay que resaltar que los padres usan este método cuando ven cierto grado de responsabilidad y capacidades en el hijo, ya que de lo contrario podría suponer el efecto contrario.


Ventajas de este método

Son varias las ventajas de estudiar la ESO en un país extranjero, a continuación vamos a mencionar algunas de ellas:

El mejor método para aprender idiomas: Es un método 24/7, todo el día rodeado del idioma deseado. Incluso habrá que hacer mucho esfuerzo para integrarse y así entender mejor el idioma. El ser humano se adapta a las condiciones adversas, y por ello, en estas situaciones se aprende muy bien el idioma.

No solo gramática, también expresiones y frases hechas: Con otros métodos, se puede aprender inglés de forma básica y muy formal, pero como en cualquier idioma, las frases hechas, expresiones, e incluso vulgarismos, forman parte del idioma y son necesarios para mantener conversaciones plenas en un idioma.

El vivir día a día con amigos extranjeros y familia de acogida extranjera, hará que incorpores todas estas expresiones a tus conocimientos sobre el idioma.

Capacidad de interactuar profesionalmente: Para interactuar en inglés de forma profesional, debemos conocer el idioma perfectamente, para así, evitar titubeos, dudas, incomprensiones, mal entendidos, etc…

Es por eso que si se quiere aprender el idioma como herramienta de trabajo, hay que hacerlo de forma nativa, y la etapa de la ESO es un buen momento para ello, porque va a establecer una base muy sólida para futuras comunicaciones profesionales.

Facilidad para moverse por el mundo: Cuando empiezas a viajar y a ser independiente tan joven, se crea un carácter nómada que facilita la capacidad para viajar en el futuro, algo que, en un mundo y una economía tan globalizada, es muy importante de cara a obtener un puesto laboral de responsabilidad. Y por supuesto, conocer el inglés perfectamente, te facilitará y te hará disfrutar mucho más de tus viajes, ya sean de negocios o de vacaciones.

Amigos para practicar posteriormente: El hecho de estudiar 1 o varios años en un país de habla inglesa, te permitirá hacer muchos amigos y conocer gente con la cual puedes mantener el contacto posteriormente para seguir perfeccionando el idioma. El vínculo de la amistad suele ser fuerte y es la excusa perfecta para seguir con la inmersión lingüística, aunque en menor medida.


Opiniones de padres y alumnos que ya lo han hecho

Hemos hablado la empresa United Studies, que se dedica a organizar este tipo de programas de estudios ESO en el extranjero para conocer de cerca las experiencias de padres y alumnos que ya han utilizado este método para aprender inglés.

“A pesar de lo duro que es al principio, merece la pena ver que tu hijo progresa en la vida y aspira a un puesto que le proporcione una buena vida” nos comenta Rafael, padre que ha contratado el programa de ESO en el extranjero para su hijo.

“Al principio cuesta adaptarse, pero he conocido a mucha gente y muchos lugares nuevos, y ahora alucino con la compresión que tengo de las personas que me hablan en inglés”, nos comenta David, alumno que ha estudiado un año escolar en Estados Unidos, en concreto 4º de ESO.

La experiencias tanto de los padres como de los hijos coinciden en algo, al principio cuesta mucho, pero después todo lo obtenido hacer que merezca la pena dar el paso.


El futuro de los estudios en el extranjero

Parece que este método de realizar cursos escolares en el extranjero va a tener continuidad en los próximos años dado el éxito que está teniendo.

Aunque ahora mismo Irlanda o Estados Unidos son los destinos favoritos, en un futuro se prevee que lugares como Canadá o Australia ganen fuerza como opciones de los padres para realizar el curso escolar gracias a su gran nivel del sistema educativo, unidos al uso del inglés como idioma principal.

Los estudios universitarios también van a seguir progresando en el extranjero, dado su cercanía con la incursión en el mundo laboral y lo orientado de algunos sistemas educativos al mundo de la empresa.

close

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.