5 propuestas para trabajar la creatividad infantil

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

 

Creatividad infantil

A continuación os dejo una pequeña muestra  de las propuestas para estimular la creatividad infantil:

  1. Jugar a inventar. Pueden ser canciones; historias a partir de 2 o 3 palabras sin aparente relación entre ellas; crear artilugios por medio de distintos materiales que haya por casa; buscar nuevas utilidades a los objetos cotidianos (por ejemplo, la fregona puede servir de peluca, un plato de volante, etc.).
  2. Jugar al aire libre para que se interrelacionen con los diversos elementos de un ecosistema: el río, los peces, las ardillas, las flores, etc., y experimenten con todos y cada uno de los sentidos, porque no hay una sola vía para acceder al mundo (se huele, se toca, se saborea, se palpa, etc.)
  3. Poner palabras a las imágenes o los dibujos mejorará su lenguaje y despertará su ingenio. Los libros que no contienen palabras, sólo ilustraciones, les invitan a utilizar el poder de su imaginación y construir sus propias historias para interpretarlas o comprenderlas. Se les puede preguntar por cada uno de los personajes u objetos que aparecen, adivinar a quién pertenece qué, dónde estaba antes, qué pasará con ellos, atribuirles diferentes formas de ser. Otra alternativa similar es hacer juntos un collage y después escribir lo que significa personalmente.
  4. Buscar variación en lo cotidiano. Un paseo puede resultar creativo y divertido si se les propone un juego en el que van probando las diversas maneras de caminar: como un robot, como el abuelo, como un orangután, como una madre con prisas, como un bebé, como un gato, etc. Esto mismo puede hacerse con los estilos al hablar (un extranjero americano, una profesora en clase, un niño más tímido, etc.)
  5. Imaginar lo imposible.  Los niños sienten gran atracción por los animales, por lo que proponerles crear animales fantásticos será una vía fácil de potenciar su imaginación. Pueden empezar observando dibujos o fotos de animales, incluso utilizar revistas o fotocopias para recortar y diseñar sus propios animales imaginarios. Acto seguido pueden jugar a ponerles un nombre, atribuirles características en cuanto a su alimentación, su forma de vida, su semejanza con otros, etc.

Fuente: http://actividadesinfantil.com

 

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies