Consejos para no perder la paciencia con los niños

La tarea de educar a un niño puede ser complicada y, a veces los pequeños pueden hacernos perder la paciencia. Cuando esto ocurre, a menudo nuestra reacción no es la más adecuada y las tensiones con el niño se incrementan, además de sentirnos culpables o tener la sensación de que la situación se nos escapa de las manos. Es muy importante mantener la paciencia con los niños y no dejar que la situación se nos escape o se nos vaya de las manos. Aunque a veces pueda ser complicado podemos seguir algunos sencillos consejos para no perder la paciencia con los niños.

¿Por qué no debemos perder la paciencia con los niños?

La paciencia es una de las bases de la educación. La educación es un proceso de desarrollo, de maduración y cambio. A veces tendremos que esperar a que se produzca la maduración de ciertas áreas para conseguir que el niño haga ciertas cosas, tenemos que ser pacientes. Lo mismo ocurre con los cambios de conducta, el niño necesita aprender nuevas opciones y tendremos que ser pacientes. También con los aprendizajes escolares, el aprendizaje es un proceso de creación de significados que requiere su tiempo y para el que necesitamos ser pacientes.

¿Qué ocurre cuando perdemos la paciencia con los niños?

Cuando perdemos la paciencia con los niños ocurren algunas cosas:

  • No respetamos su tiempo de desarrollo y maduración.
  • No damos tiempo a que reflexionen, a que modifiquen, a que se den cuenta por si mismos de las cosas.
  • Creamos una tensión que solo sirve para empeorar la situación y generamos conflictos innecesarios.
  • Enseñamos a los niños con nuestro ejemplo, actitudes impacientes.

Consejos para no perder la paciencia con los niños

Sabemos que no debemos perder la paciencia con los niños, pero a veces puede resultar complicado. Veamos algunos consejos para no perder la paciencia con los niños.

  • No te tomes sus desafíos como algo personal. Recuerda que es parte natural al proceso y que debemos respetar sus tiempos y ritmos.
  • Intenta dejar tus preocupaciones y estrés a un lado.
  • No entres directamente en sus desafíos, cambia la dinámica y no entres en una dinámica que te llevará a perder la paciencia.
  • Evita ciertos conflictos cuando este más alterado o alterada. Se trata de buscar el momento para determinados temas de conversación o determinados conflictos.
  • No hagas todo tu solo o tu sola, apóyate en tu pareja o en otros familiares, sobre todo cuando creas que vas a perder la paciencia.
  • Practica el tiempo fuera en momentos de tensión. Es preferible que te vayas unos minutos a otra habitación y respires y te relajes.
  • Trata de mantener el tono de voz. Se trata de ser firme y mantenerte constante, pero sin gritar o perder la paciencia.
  • Intenta ser creativo, ofrecer alternativas, buscar otras formas de negociar con los niños, en lugar de perder la paciencia.
  • Ponte en su lugar y trata de entenderlos de este modo lograras no perder la paciencia.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

© 2016 Consejos para no perder la paciencia con los niños. Escuela en la nube

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies