Pautas educativas en el hogar

Desde el colegio hemos establecido desde hace años un programa de prevención y mejora de las pautas educativas inadecuadas, en colaboración con los padres.

Es una actividad voluntaria y consiste en entregar a todas las familias cuyos hijos empiezan Educación Infantil, un cuestionario para que valoren cómo llevan a cabo algunas pautas educativas básicas.  Esta actividad se desarrolla conjuntamente con otro programa de detección de problemas habituales en la infancia. Por ello se les entrega un cuestionario de problemas infantiles para niños de 2-3 años.

mala educación

Una vez corregidos los cuestionarios se mantiene una entrevista individual con cada una de las familias participantes donde se comentan los resultados, se aclara la información y se facilitan pautas y orientaciones cuando es necesario. Aunque corregir los cuestionarios y entrevistar a casi 50 familias supone un trabajo extra, creo que vale la pena.

Los aspectos que considero más positivos de esta actuación son los siguientes:

– Es una oportunidad para que desde el principio las familias conozcan al orientador y lo tengan como un profesional de referencia en el Centro. Para mí también es la ocasión de ir conociendo a todas las familias del colegio y a sus hijos.

– Es una medida eficaz para orientar a las familias y ayudarles a mejorar las pautas educativas básicas.

– En muchas ocasiones, es una forma de poder intervenir tempranamente en problemas que de otra manera pasarían desapercibidos: retrasos del lenguaje, problemas en el control de esfínteres, hábitos de sueño inadecuados, etc.

– Con esta actividad abro de cada alumno una “historia clínica” de manera que tengo una información básica de cada uno y en algunos casos quedan registrados posibles casos de riesgo que conviene seguir, como es el caso de niño prematuros,  con incidencia en el parto o con antecedentes familiares con algún tipo de trastorno o problema.

Estoy seguro que las familias y el equipo educativo de Educación Infantil valora y apoya este tipo de actuaciones. A otros niveles quizás es menos valorada y tendida en cuenta. En todo caso, me conformo con que me dejen desarrollarla. Este tipo de actividades tienen un carácter preventivo y a largo plazo se beneficia todo el Colegio.

Por último, comentar que algunos orientadores de la zona o de lugares donde he impartido cursos sobre este tema, también valoran estas actuaciones y las están desarrollando en sus centros. Eso es bueno y creo que forma parte de las funciones principales que los orientadores debemos desarrollar en esta etapa de Infantil y Primaria. Jesús Jarque García

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies