Mi hijo no quiere ir al colegio

Cuando un hijo no quiere ir al colegio se debe utilizar estrategias

Muchos padres y madres están luchando con uno de sus hijos a causa de que no quiere ir al colegio, pero algunos de ellos no han podido encontrar una clave maestra que les ayude a salir de este problema y han optado por obligarlos para que asistan y cumplan con sus obligaciones escolares.

Cuando los padres tienen esta clase de problemas con su hijo se le puede dar cuatro consejos, de los cuales el primero es investigar a fondo qué es lo que está sucediendo con él; en algunos casos el niño no desea asistir al colegio porque no siente interés hacia el mismo y le llama más la atención otras actividades.

Mi hijo no quiere ir al colegio, es la queja de algunos padres, para solucionar el problema es importante verificar si el pequeño siente temor hacia algo que encuentra en el colegio, esta es una labor que deben realizar los dos padres y detectado el problema se debe ayudar al niño a que elimine el temor y emprenda su vida escolar de forma normal.

 niña llorando

Si mi hijo no quiere ir al colegio,  es porque algo le produce temor.

La sintomatología puede ser diferente, sin embargo, muchos de ellos a la hora de ir a clase comienzan a quejarse de algunas enfermedades y hasta lloran, cuando se investiga el asunto se encuentra que el profesor utiliza una pedagogía agresiva o los compañeros lo han agredido de alguna forma, es importante no presionar al niño, sino motivarlo para que vea el estudio como algo positivo.

Si lo anteriormente dicho es el problema para que exista la queja de: Mi hijo no quiere ir al colegio, el segundo consejo es que los padres deben entablar un dialogo con el profesor para implementar una estrategia que ayude al niño a interesarse por el colegio o a que no le tenga temor a sus compañeritos.

Para realizar dicha estrategia es indispensable encontrar la razón real de la negativa del niño a asistir al colegio. Si es que sienten temor se les puede acompañar uno o dos días hasta que los niños vean que todo lo que rodea el entorno escolar es inofensivo o se pueden defender por sí mismos.

En tercer lugar encontramos que la negativa se pueden deber a que el niño no entiende o no puede rendir de forma apropiada con las actividades realizadas en clase, esto se puede determinar por medio de los trabajos realizados y exámenes  que no muestren un buen desempeño.

Ante esta problemática encontrada el padre o la madre no se pueden quedar quejándose y diciendo: Mi hijo no quiere ir al colegio,  para esto el cuarto consejo es mirar cual es la estrategia que se debe implementar para que el niño se integre al ambiente escolar, si es necesario se puede reforzar en espacios no escolares con por medio de profesores particulares o el apoyo de los padres.

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies