Mejorar la atención en clase por Jesús Jarque

La atención de los alumnos en el aula, es la dificultad que mayoritariamente señalan los profesores en cualquiera de las etapas. “Los alumnos no atienden“, “no prestan atención“, “cometen errores por no poner atención“, “me cuesta mucho que estén centrados“, son las quejas más frecuentes que se escuchan.

Efectivamente, sin atención no hay enseñanza ni aprendizaje, luego es un asunto serio. Por ello, en esta entrada les propongo algunas estrategias para mejorar la atención en el aula.

1.- Plantearse un objetivo realista

Lo primero que tenemos que marcarnos es un objetivo realista. No se puede pretender que los alumnos permanezcan con el mismo nivel de atención toda la mañana, los cinco días de la semana. Eso es inviable. La atención es un recurso cognitivo limitado y como tal no podemos abusar de él.

2.- Gestionar el tiempo

La atención fluctúa a lo largo de una sesión de clase, de la mañana e incluso de la semana. Es lo que se llama la curva de atención.

Se puede decir que solo contamos con unos minutos de máxima concentración en cada sesión. En las primeras horas ese período de tiempo puede ser mayor, mientras que en las últimas horas es tiempo se reducirá.

Por tanto, una tarea del educador es gestionar el tiempo. Una curva general sería aquella que en los primeros minutos intenta centrar la atención, que consigue mantenerla unos minutos y que puede prolongarla unos minutos más con los recursos que ahora se exponen, pero que poco a poco va descendiendo a lo largo de la sesión.

Saber gestionar esta curva genérica implica introducir actividades que se adapten a ella. Esto supone, saber captar la atención, realizar las tareas de máximo rendimiento en el momento oportuno e introducir actividades de menor exigencia cuando la curva de atención va descendiendo.

También implica saber hacer pausas, para “dar un respiro” y retomar la concentración. He tenido profesores que eran verdaderos artistas en esta gestión del tiempo y no eran pedagogos precisamente. Limitaban el tiempo de esas explicaciones y sabían introducir pequeñas pausas en las que nos contaban “sus “batallitas personales“. Seguro que tienen experiencias similares.

3.- Reducir los estímulos distractores

La atención es un filtro cognitivo, que selecciona entre los estímulos relevantes y los que no lo son. Cuanto más reduzcamos los posibles distractores mejor rendimiento obtendremos.

Esto supone, cuidar las condiciones ambientales, que los chicos estén cómodos, que no haya interrupciones, retirar aquello que pueda distraer de la mesa de los chicos. No pasa nada por perder unos segundos en pedirles que retiren todo de la mesa.

Un profesor colocaba un cartel en la puerta de la clase cuando iba a explicar: “no interrumpir, estamos explicando” y de esta forma evitaba visitas que cortaban el hilo de la concentración.

Hablar en un tono de voz demasiado elevado o gritar con excesiva frecuencia, es un estímulo estresante que favorece la distracción, por ejemplo.

4.- Apoyo visual

Cuando las actividades se realizan con apoyo visual, mejora la atención y la concentración se prolonga mucho más. Algunos profesores pretenden que sus alumnos de Infantil, de Primaria o de Secundaria, soporten explicaciones de 40 minutos con el único apoyo de la voz del profesor.

Las presentaciones, el uso de imágenes, los esquemas en la pizarra, o simplemente garabatear en el encerado, mejora significativamente la atención. Si se quiere mantener la concentración solo de oído, no pidamos demasiado tiempo a los chicos.

5.- Cuidar los momentos de transición

En el aula y en una mañana de clase existen diferentes momentos de transición: volver del recreo, cambio de asignatura, de un examen a una clase… Es necesario cuidar estos momentos para captar la atención.

Al volver del recreo, por ejemplo, sin enfados ni gritos, hay que conseguir que los alumnos se serenen y se centren: actividades comoun dictado, una lectura, o unos ejercicios de relajacion puede hacer que los alumnos se serenen y se pueda captar la atención.

6.- Interaccionar positivamente con ellos

Hay profesores que están en clase como si no hubiera alumnos: no los miran a los ojos, miran al horizonte, hablan en voz baja, tratan de explicar cuando nadie les atiende…

¡Interacciona con ellos! Hazle preguntas constantemente, interpélalos, pide su opinión. No pueden ser sujetos pasivos sentados en su mesa: eso favorece el aburrimiento.

7.- Favorecer su participación activa

Si de verdad queremos que los alumnos estén atentos, démosle a ellos más protagonismo. Cuando ellos participan activamente, todos están más atentos por que los iguales, nos guste o no, son más significativos, sobre todo en adolescentes.

A partir de ciertas edades, pueden exponer partes del tema, proponer actividades o realizarlas en grupo. Cuando se realizan inicialmente, parece que no va a funcionar, pero cuando se acostumbran a trabajar de esta manera, el rendimiento atencional mejora.

8.- Reforzar a los alumnos que están atentos

Gastamos mucha energía en llamar la atención al que no nos presta su atención: cambien de estrategia: alude, elogia, mira a los que están concentrados y atentos; en la medida de lo posible ignora a los que no lo están.

En resumen, las estrategias que he facilitado son:

  1. Plantearse un objetivo realista
  2. Gestionar el tiempo
  3. Reducir estímulos distractores
  4. Apoyo visual
  5. Cuidar los momentos de transición
  6. Interaccionar positivamente con los alumnos
  7. Favorecer su participación activa
  8. Reforzar a los alumno que estén atentos

www.jesusjarque.com

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR