Juego educativo: Para desarrollar su capacidad auditiva ¿Qué oyes?

Nuestros hijos desde muy pequeños tienen el sentido de la audición bastante desarrollado, gracias a que desde el momento en el que los concebimos, hemos habituado conversar con ellos, ponerles música como parte de un juego educativo, dejándoles saber a través de nuestra voz y de diferentes sonidos, quiénes somos… y aún aquellas madres que jamás han tenido este tipo de costumbre no es algo imprescindible en la vida del niño desde que lo llevamos en el vientre, pues él ya conoce nuestro tono de voz, incluyendo el del padre y el de las personas con las que siempre conversamos.

Sin embargo, una vez que nacen, solemos ponerle cualquier cantidad de sonidos, juguetes realmente ruidosos que pudieran llegar a estresarlos debido al volumen de los mismos o el estruendo que representa la combinación de sus juguetes sonoros, lo peor de todo esto es que de manera errada creemos que con esto estamos desarrollando al cien por ciento su capacidad auditiva, no nos damos cuenta de que causamos en nuestros hijos una especie de estrés o agite emocional producto del escándalo con el que lo estamos rodeando.

Hoy, con uno de nuestros juegos educativos queremos traerte una grandiosa herramienta que te permitirá desarrollar la capacidad auditiva de tus pequeños y de una manera más serena y divertida.

¿En qué consiste este juego educativo?

Pues, básicamente lo que se pretende es que el niño desarrolle su capacidad auditiva, logrando identificar la mayor parte de los sonidos que se repiten una y otra ven en su entorno o sonidos que son bastante comunes y fáciles de identificar y captar.

Pasos para poder realizar este maravilloso juego

Para llevar a cabo el juego, es necesario que salgas de casa con tus pequeños y te dirijas a un parque o patio que no esté tan retirado de la ciudad, ya que se requieren de diferentes sonidos para esta actividad, sonidos que solo en la calle podemos encontrar.

Una vez se encuentren en el lugar, extiende una sábana y acuéstate con tu hijo sobre ella viendo hacia el cielo o las nubes, pídele a tu hijo que cierre los ojos y que se dedique solamente a escuchar. Pasado uno o dos minutos pregúntale qué cosas ha escuchado y coméntale también las cosas que tú lograste escuchar mientras mantenías tus ojos cerrados: el canto de los pájaros, el ruido de un carro al pasar, la brisa entre los árboles, algún insecto volador.

Materiales

  • Un lugar al aire libre.
  • Una sábana.

Resultados del juego educativo

Te aseguramos que tu pequeño desarrollará con esta actividad una habilidad y capacidad para escuchar realmente buena, además le permitirá identificar con facilidad los objetos o animales solo al oírlo.

Despertará en el niño o la niña la curiosidad por cada sonido que escucha.

Además de ser una actividad relajante, y que te permite compartir junto a tu pequeño fuera de casa, puedes aprovecharla para que desarrolle sus capacidades al máximo, sin contar que se consolida aún más la relaciones de madre o padre con su hijo.

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies