Escuela de padres: ¿Por qué enseñar Educación Física en las escuelas?

La Educación Física se convierte en una herramienta imprescindible donde se educa al niño a través del movimiento para desarrollar sus aspectos tanto motores y cognitivos como socio-emocional; desarrollando habilidades motrices y capacidades físicas, facilitando el incremento de las interacciones que se dan en las distintas actividades físicas que utilizamos en nuestras sesiones. Estas relaciones, tanto con el entorno (físico-social) con uno mismo, implican todos los aspectos de la persona, desde la afectividad o la emotividad, a lo físico y lo social.

706725_59357448x

Foto: Stock photo.Image ID: 706725

El deporte va a promover y facilitar que la persona llegue a comprender significativamente su propio cuerpo y sus posibilidades, dominar un considerable número de actividades corporales, adquirir hábitos de salud e higiene corporal, costumbres tradicionales y deportes, de modo que en el futuro puedan escoger los más convenientes para su desarrollo y relación personal. Todo ello dentro de un marco de actitud positiva ante el esfuerzo, el progreso personal, la cooperación y los intercambios sociales. Según Wallon, el movimiento humano es el medio más natural de relación que el hombre tiene, pero no solamente con el medio físico sino fundamentalmente con el medio social.

Si la Educación Física, se utiliza adecuadamente, una herramienta muy eficaz: contribuye a trabajar en la línea de mejora del clima de relaciones, educando en valores y proporcionando estrategias adecuadas para convivir, desenvolverse y resolver conflictos de la forma más asertiva posible.

Algunos  aspectos que podemos señalar para trabajar positivamente en Educación Física son:

  • Hacer propuestas globales e integradoras que favorezcan el mayor número posible de aspectos motrices.
  • Plantear actividades considerando aspectos cualitativos y no cuantitativos.
  • Utilizar como recurso educativo el juego.
  • Fomentar el sentido lúdico.
  • Evitar tempranas especializaciones que fomenten estereotipos.
  • Favorecer situaciones de interacción y no de segregación.
  • Evitar la distribución de tareas en función de los sexos.
  • Evitar espacios identificados con los sexos.

Educar para la paz es una forma particular de educar en valores. Cuando educamos consciente o inconscientemente estamos transmitiéndolos. Supone enseñar y aprender a resolver los conflictos que están presentes de forma permanente en nuestra sociedad como manifestación de la diversidad de intereses…

Fuente: http://convalores.com

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies