Cómo enseñar a un niño a dar los buenos días

Cómo enseñar a dar los buenos días

Enseñar a dar los buenos días: La enseñanza de los buenos modales es indispensable que se lleve a cabo desde la primera infancia pues, cuanto antes los niños tengan el hábito de los buenos modales, más pronto comprenderán aquellas normas que todo adulto precisa para vivir en sociedad.

¿Por qué los niños deben dar los buenos días?

Decir “Buenos días”, “Buenas tardes” o “buenas noches” son convenciones sociales que los niños deben aprender.

Sucede que, a partir de cierta edad, la misma sociedad comienza a observar las conductas de este tipo y un niño que alrededor de 12 años no diga “buenos días” se interpreta como “falta de educación” y no es muy bien visto por el resto de la sociedad. Esto no sucede con un niño más pequeño (de alrededor de 5 o 6 años) donde socialmente se “permite” que no digan “buenos días”.

La importancia de que un niño logre dar los buenos días no solo descansa en el saludo en sí mismo, ni siquiera se limita a la incorporación de la norma social sino que esto demuestra un respeto por la persona a quien se está saludando. En consecuencia, muestra una madurez social a temprana edad.

 

Enseñar a un niño a dar los buenos días

Dar el ejemplo

Lo más importante que debemos hacer para enseñar a dar los buenos días a un niño es dar el ejemplo, es decir, decir buenos días cuando entramos en un comercio, cuando llegamos a la puerta de la escuela, etc, permite que los niños identifiquen esto como un hábito.

La motivación y el obsequio

El paso siguiente es motivarlos para que ellos también den los buenos días. En este caso suele ser de mucha utilidad, decirles que las primeras 10 o 15 veces que ellos den los buenos días cuando corresponda, recibirán un obsequio a cambio por ello. Este obsequio puede ser desde un simple dulce o un tiempo de juego en la Tablet que tanto aman, es indistinto cual sea el obsequio siempre y cuando sea pequeño y les motive a comenzar.

 

Perder la vergüenza con la práctica

La pérdida de la vergüenza inicial aparecerá una vez que la conducta se convierta en hábito. Esto puede llevarnos algún tiempo así que ten paciencia con los niños.

La importancia de dar buenos días

La importancia de que un niño aprenda a decir buenos días no se limita al simple saludo matutino. Implica la incorporación de algo que le podrá ayudar durante toda la vida; el respeto por sí mismo y por los demás.

Con la incorporación de esto, los niños pueden luego, aprender otros saludos convencionales y hasta algunos de suma importancia para ellos, como el pedido de ayuda o de auxilio en un caso puntual.

El ingreso en la vida adulta se encuentra lleno de convenciones y de modismos que los niños deben incorporar. Recuerda que muchos de estos si no son aprehendidos en la infancia, luego no solo cuesta mucho más su incorporación sino que la falta de estos en un adolescente es vista de mal modo por toda la sociedad, haciendo que el adolescente sea visto como un irrespetuoso.

Buenos modales. Cinco modales que les animo a enseñar

© 2017 Cómo enseñar  a dar los buenos días a un niño. Escuela en la Nube

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies