La importancia de educar con amor en nuestros hijos

Educar con amor: La educación de los niños es un proceso muy importante, ya que se enmarca en un proceso de desarrollo, crecimiento y maduración.

La educación es el proceso que favorece e impulsa el desarrollo. Dicha educación ha de incluir disciplina, límites y normas, pero también y sobre todo amor.

El amor debe ser uno de los componentes más importantes a tener en cuenta cuando hablamos de educación. El amor es muy importante en la educación de nuestros niños y niñas.

La importancia de educar con amor

El amor ha de formar parte de la educación y ser el elemento sobre el que se apoya el proceso educativo. Un niño necesita muchas cosas para su desarrollo, y el amor quizás sea una de las principales cosas que necesita, veamos que aporta el amor:

  • Cuando un niño recibe amor, se siente querido y sobre todo se percibe digno de ser querido. Esto favorece el desarrollo de una sana autoestima.
  • El niño que recibe amor, aprende unos patrones de apego saludables. Por lo tanto establecerá vínculos sanos en un futuro.
  • Cuando el niño no recibe amor puede convertirse en una persona dependiente, y anhelante de muestras de afecto y cariño.
  • El amor recibido por el niño le sitúa en un clima favorable para su desarrollo y le evita sensaciones de desamparo o desconfianza.
  • El amor le aporta seguridad y confianza al niño que le permitirá enfrentarse a situaciones desagradables y adversidades de una manera segura.
  • El niño que se percibe amado, percibirá y buscará consuelo en las personas que le quieren y desarrollará su inteligencia emocional, además de evitar el desarrollo de malestar emocional.

 

Más allá del amor, la percepción

Es fundamental introducir el amor en nuestra labor educativa, no se trata solo de quererlos, sino y sobre todo de permitir que ellos se den cuenta de que les queremos, que sean conscientes del amor que tenemos hacía ellos, que puedan percibir ese amor.

Es decir, además de querer a los niños debemos demostrarles que les queremos. Si el niño no se percibe querido, podrá tener importantes consecuencias negativas para su bienestar, autoestima y futuras relaciones y vínculos.

 

Pautas para educar con amor

  • Demuéstrales que les quieres, para ello no escatimes en palabras y en gestos de cariño. Besos, abrazos, etc.

 

  • Cuida tus comentarios y actitudes. Los gestos y palabras de cariño, deben ir acompañados de comentarios y sobre todo actitudes acordes y que refuercen el cariño.

Es decir si les damos un beso, pero tenemos una actitud de constante desaprobación a lo que hace el niño y a su forma de ser, el niño percibirá una contradicción y probablemente no se sienta querido.

Celia Rodríguez Ruiz 

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

© 2016 Educar con amor. Escuela de padres. Escuela en la Nube

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies