Dislalias: mi hijo pronuncia mal

Cuando se trata de niños las dislalias o problemas en la pronunciación suelen ser de lo más comunes.

Es normal que los niños en edades tempranas experimenten errores al hablar o de pronunciar algunas palabras, pese a esto, a medida que el niño crece los problemas deben desaparecer, de no ser así, se requiere de la ayuda de profesionales que puedan intervenir y ayudar a corregir los problemas que puedan existir.

Hoy además de hablar sobre este trastorno, queremos también ofrecerte algunas ideas con las cuales puedes ayudar a tus hijos a corregir estas dislalias comunes, lo cual puede ser un gran impulso para los niños.

Los Adultos Influyen en las Dislalias de los Niños.

Los expertos están de acuerdo que la mayoría de las dislalias o problemas en la pronunciación que tienen los niños se debe en parte a que son los adultos los que cultivan estas problemáticas.

El lenguaje es un aspecto que se aprende, se imita, si los adultos les hablan a los niños como bebés o con pronunciaciones incorrectas, el niño entonces irá creciendo con estas características de mala pronunciación. Así que la gran responsabilidad de que los niños puedan desarrollar un lenguaje correcto, se debe a que los padres les hablen de la forma correcta.

4 Consejos para Ayudar a Corregir las Dislalias en los Niños.

Las dislalias o problemas en la pronunciación pueden corregirse, solo se requiere de algunas prácticas con los niños cuando no son graves, si con esto no se corrigen lo mejor es buscar la ayuda de un especialista.

Estos son entonces algunos consejos que puedes ejecutar o que puedes poner en práctica:

  1. Opinión de un especialista: siempre es importante que podamos tener en cuenta lo que un especialista opina sobre las dislalias de nuestros niños. Puede ser algo que se solucione con prácticas o ejercicios o puede deberse a un problema que con el debido tratamiento puede corregirse también.
  2. Hablar con claridad: ya sabemos que muchas de las dislalias pueden deberse en parte a una mala pronunciación de las palabras de los adultos, así que lo más importante es poder hablarle al niño con claridad, esto no significa ser rudo, simplemente queremos que entienda cómo suenan correctamente los sonidos y cómo suena de forma correcta la palabra.
  3. Corregir siempre que pronuncie mal: es importante que podamos decirle cuándo está pronunciando de forma incorrecta, de esta forma el niño aprende. Sin embargo cuando corregimos también debemos pronunciar la palabra o palabras de forma correcta y hacer que las pronuncies esto hará que pueda recordarlo.
  4. Juegos: es importante que podamos ayudar a nuestros niños, para ello podemos hacer que imiten sonidos de animales, que reproduzcan sonidos de todo tipo, ayudarles a pronunciar y a gesticular los sonidos permite que puedan mejorar con las dislalias.

Estos son algunos de los consejos que podemos ofrecerte para que ayudes a tus hijos a controlar sus problemas relacionados con las dislalias, recuerda que siempre ante la duda, es mejor visitar a un experto.

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies