¿Cómo evitar que mi hijo sea un niño distraído?

Un gran número de niños se distraen de una forma muy sencilla, con acciones muy pequeñas como que se encienda una luz, o incluso con sus propios pensamientos, pierden el norte o la concentración de la actividad que realizan en ese momento.

Les cuenta concentrarse y eso puede hacer que su proceso de aprendizaje en todas las áreas sea un poco más lento y complicado, así que se hace necesario ayudarlos para que mejoren su capacidad de concentración.

¿Es lo mismo un niño distraído que un niño con déficit de atención o TDH?

Resulta muy importante aclarar este concepto, pues en realidad se tratan de dos conceptos diferentes.

El déficit de atención o TDH, es un problema que afecta a un porcentaje pequeño de niños, se trata básicamente de un problema severo de concentración que no evoluciona.

Lo síntomas del TDH aparecen por lo general antes de que el niño cumpla los siete años de edad, es diagnosticado después de realizar algunas pruebas ya que se trata de un problema que involucra diferentes áreas del cerebro.

Hay que dejar claro que la gran mayoría de los niños distraídos, no tienen un déficit de atención, sino que se trata de un problema de concentración.

niño distraido

5 formas de evitar que mi hijo sea un niño distraído

Cuando los niños se distraen con una gran facilidad, se produce un retraso en el aprendizaje, adquirir conocimientos se torna más complicado, y las labores diarias son toda una molestia tanto para los niños como para los padres.

Sin embargo, es muy importante tenerles mucha paciencia a los niños y no regañarlos, pues ellos podrían llegar a sentirse culpables y otro problema podría empezar a formarse.

Para evitar que SI hijo sea un niño distraído le recomendamos:

  1. Es importante que se asegure de que el niño duerme el tiempo suficiente y que realmente descansa durante sus horas de sueño, pues muchos pequeños no rinden bien durante sus días porque en realidad no están descansando lo suficiente.

  1. Cunado sostengan una conversación o le pidas algún favor, resulta muy importante que lo mires a los ojos, pues es una forma de que asegurarte de que él está colocando atención.

  1. Debéis procurar que cuando realicen actividades estén en un lugar sin elementos que puedan resultar distractores, además es muy importante que tenga una rutina.

  1. Cuando deba realizar varias tareas, asegúrate de que hace primero las que le resultan más difíciles, de lo contrario cuando deba hacerlas, ya estará cansado y le costara el doble de trabajo poder terminarlas.

  1. Después de que termina alguna actividad, podéis preguntarle lo que acaba de hacer, esa es una buena manera de hacer que se concentre y haga memoria.

Es muy importante que en todas las actividades que realicen, os llenéis de mucha paciencia, pues el logro de la concentración, se trata de un proceso, no es correcto esperar que el niño mejore su capacidad de concentración de un día para otro.

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Angel Fuentes

20 años dedicado a la educación infantil. Escribo un blog con recursos para los niños y niñas, padres y docentes. Para facilitar su difícil tarea educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies